Mataron a una policía en un asalto y ahora donarán sus órganos

"Me tiraron un tiro, me muero", dice el audio que envió a su marido minutos antes de fallecer. Horas antes había ocurrido un hecho similar con otra policía.

29 Jul 2018
2

TRISTEZA. La policía bonaerense Lourdes Espíndola (25) y su pareja, Fernando Altamirano (34). FOTO TOMADA DE CLARÍN.

Lourdes Espíndola, una joven policía de 25 años, fue baleada en Ituzaingó, una localidad de Buenos Aires, en la noche del domingo y logró avisarle a su pareja -que pertenece a la misma fuerza- antes de fallecer.

El hecho ocurrió mientras esperaba el colectivo para regresar a su casa, según informó Clarín

Fernando Altamirano, su pareja que también es oficial de la Fuerza, le avisó a una compañera, quien fue a asistirla. La víctima fue declarada con muerte cerebral y su familia ya autorizó a donar sus órganos.

Espíndola se encontraba en la parada con chaleco y uniforme y esperaba el colectivo para buscar a su hijo de seis años. 

Dos personas se bajaron de un auto para robarle el arma y en un forcejeo la balearon con su propia pistola en el esternón.

La joven logró sacar el celular y mandarle un audio de WhatsApp a su pareja: “me tiraron un tiro, me tiraron un tiro, me muero, me muero”. El audio fue difundido este domingo por el canal C5N.

Después de eso, Altamirano pudo llamar a una compañera, quien había estado con ella minutos antes. Por el alerta, la mujer pidió ayuda a un integrante de la Policía Federal y  lograron socorrerla de inmediato.

El Ministerio de Salud de la Nación, en un comunicado de prensa, indicó que la decisión de la familia fue la procuración de órganos a través de Incucai y Cucaiba, "dando así la posibilidad de seguir viviendo a otras personas que están a la espera de un trasplante".

Otro caso similar

Un delincuente -que era buscado por violar a una mujer- ingresó a una casa a robar este sábado en la madrugada, le disparó en la cabeza a una joven policía y a su pareja, en la pierna. El hecho ocurrió en una localidad de Buenos Aires.

Tamara, de 26 años, fue asesinada luego de defender a su padre del delincuente con el que estaba forcejeando.

El ladrón, de 18 años, fue detenido y fue ahí cuando descubrieron que tenía orden de captura por abusar de una mujer.


INSEGURIDAD. Tamara y su pareja, las víctimas del ataque en Buenos Aires. FOTO TOMADA DE MINUTO UNO.

Comentarios