Un policía fue aprehendido por la fuga de "El Gordo", integrante del Clan Reyna

El adolescente, de 17 años, tuvo la complicidad de su hermana, que lo fue a visitar y le dio un arma. Un comisario recibió un culatazo en la cabeza.

24 Jul 2018
1

Luego de la cinematográfica fuga del Instituto Roca que protagonizó un integrante del Clan Reyna, la fiscala María del Carmen Reuter ordenó la aprehensión de un agente de policía hasta tanto se esclarezca cómo ocurrió la evasión. "El Gordo", como es apodado el adolescente de 17 años, está acusado de haber cometido tres homicidios.

"El Gordo" huyó esta tarde de la institución de avenida Francisco de Aguirre al 400, en motocicleta, luego de haber recibido ayuda de una menor y de haber derribado de un culatazo a un comisario, según confiaron fuentes judiciales a LA GACETA.

Un miembro del clan Reyna cumple con su promesa de acabar con la vida de todos los Farías

De acuerdo a las primeras versiones, una adolescente se presentó en Instituto Roca con la intención de visitar a su hermano. En ese momento, salió del edificio y regresó diciendo que se olvidó de entregarle. Segundos después apareció con un arma en la mano, tras amenazar de muerte a un policía, se la entregó a "El Gordo".

La trama desconocida del negocio del clan Reyna

El comisario principal José Décima intentó evitar la fuga, pero el joven le pegó un culatazo en la cabeza que lo dejó herido. Luego ambos subieron a la motocicleta y escaparon del lugar.

Los hermanos pertenecen al Clan Reyna, una de las organizaciones de narcomenudeo más grande de la provincia y que tiene el dominio del barrio Juan XXIII, más conocido como “La Bombilla”.

La acusación

El adolescente estaba alojado en el Instituto Roca desde fines de junio pasado, acusado de haber asesinado de tres disparos a Fabio Sebastián Farías, de 18 años.

Siete claves para saber cómo operaba el clan Reyna en Tucumán

El crimen se produjo alrededor de en el barrio 314 Viviendas del megaemprendimiento habitacional Manantial Sur. Farías estaba en la vereda de la casa de un vecino cuando el “Gordo” habría llegado a bordo de un Chevrolet Astra negro. Descendió y acribilló por la espalda a Farías. “Esto es por avisar a la Policía”, habría gritado antes de escapar.

Los engranajes del Clan Reyna quedaron al descubierto

Los Farías y los Reyna pertenecen a la misma familia, aunque los apellidos sean diferentes. Están enfrentados desde hace 10 años, época en la que vivía en el barrio Juan XXIII (“La Bombilla”). Allí comenzó a gestarse una historia de violencia y muerte que parece no tener final.

En 2016, el “Gordo” había ultimado a tiros a Gustavo Farías -hermano de Fabio- y a Ezequiel Navarro, sobrino de los Farías. Sería un experto tirador, de acuerdo a las fuentes policiales.

Comentarios