"El Gordo", integrante del Clan Reyna, protagonizó una cinematográfica fuga del Instituto Roca

Huyó con la complicidad de su hermana, que había ido a visitarlo y le llevó el arma.

24 Jul 2018
1

Un joven de 17 años, conocido como "El Gordo", se dio a la fuga del Instituto de Menores Julio Argentino Roca. Lo hizo en motocicleta y con un arma en la mano, luego de haber recibido ayuda de una menor y de haber derribado de un culatazo a un comisario. El adolescente está acusado de haber cometido tres homicidios y de pertenecer al Clan Reyna, una de las organizaciones de narcomenudeo más grande de la provincia.

Guerra de clanes: investigan porqué un integrante del clan Reyna mató a un joven de los Farías

La escena, digna de una película de acción, tuvo lugar esta tarde en la institución que aloja a menores en conflicto con la ley penal, ubicada en avenida Francisco de Aguirre al 400.

Alrededor de las 16.30, una jovencita, también menor de edad, se presentó con intenciones de visitar a su hermano que está alojado en ese lugar desde fines de junio pasado.

Fuentes policiales relataron que en un momento esta salió del edificio y se acercó a su moto. Segundos después regresó con un arma en la mano y, tras amenazar de muerte a un policía, se la entregó a su hermano. 

El comisario principal José Décima intentó evitar la fuga, pero el joven le pegó un culatazo en la cabeza que lo dejó herido. Luego ambos subieron a la motocicleta y escaparon del lugar.

Las fuentes indicaron que los hermanos pertenecen al Clan Reyna, que tiene dominio en el barrio Juan XXIII, más conocido como “La Bombilla”. El prófugo fue detenido el mes pasado acusado del crimen de Fabio Farías, integrante del Clan Farías, adversario de los Reyna. Según la investigación, este homicidio se habría producido porque "El Gordo" habría acusado a la familia de la víctima de haberlos entregado a la policía.

La trama desconocida del negocio del clan Reyna

Con ese hecho serían tres los homicidios que le adjudican al menor, además de tener causas penales por drogas.

Comentarios