Qué disfrutar más allá de los límites de Tucumán

A pocos kilómetros de Tucumán se pueden conocer ciudades y pueblos que completan el panorama de la región Noroeste. Para los que quieren relajarse, para los que buscan paisajes e historias ancestrales y movimiento de ciudad, hay de todo para una escapada.

07 Jul 2018
1

Termas de Río Hondo

Termas de Río Hondo, la única ciudad termal del país

A 75 kilómetros de San Miguel de Tucumán se encuentra una de las ciudades más visitadas de Argentina: Termas de Río Hondo. Ubicada en Santiago del Estero, es un lugar ideal para descansar, relajarte, realizar deportes y hacer una serie de actividades para todos los gustos y edades, muchas de ellas vinculadas a la vida náutica y a la pesca, ya que cuenta con el dique Frontal. “Las termas”, como se la suele llamar, es la única ciudad termal que hay en el país. Los demás son centros termales donde el recurso está limitado a un determinado lugar recreativo o medicinal, pero en Las termas hay más de 200 hoteles de todas las categorías que cuentan con aguas termales en las habitaciones y en las piscinas. Además, hay piletas públicas para aprovechar ese recurso. Las opciones de hoteles son para todos los bolsillos: desde económicos hasta cinco estrellas all inclusive.

Cafayate: tierra, vino y folclore



Cafayate es un destino salteño, pero que se enclava en el corredor de los Valles Calchaquíes, al que también pertecen Tafí del Valle, Amaicha y Quilmes, entre otras localidades tucumanas. El paisaje y el vino son los dos grandes atractivos de este destino muy bien preparado para recibir turistas, con servicios de buen nivel y opciones para todos los gustos y presupuestos. Caminatas interminables, cabalgatas, paseos en bici son algunas de las actividades posibles si se busca el aire libre. Para conocer los secretos y los mil sabores de los vinos en altura, se pueden visitar bodegas, aprovechas las degustaciones y recorrer los viñedos. Algunas bodegas cuentan además con hoteles boutique que buscan una experiencia enológica completa. Cafayate es también tierra de relax y de descanso, pero no faltan las peñas folclóricas que animan las noches en cualquier callecita.

Santa María: tierra de vinos y artesanías



El Valle de Santa María o de Yokavil fue asiento de culturas milenarias que habitaron la región con la más alta densidad poblacional de su época. Fue ahí donde se desarrolló la cultura Santa María, que influenció durante siglos los territorios de Catamarca, Salta y Tucumán. A 180 kilómetros de la capital tucumana, los vestigios de esas culturas todavía se perciben en Santa María, la ciudad bañada por el río Yokavil. El vino y los paisajes, el turismo activo y cultural están entre sus grandes valores. Para llegar, debe encararse la ruta 307 y llegar hasta Amaicha del Valle, para luego andar otros 23 kilómetros en dirección al oeste. Entre las actividades turísticas, se puede conocer los procesos artesanales de tejido, cerámica metalistería y cestería en simbol. Un imperdible es el museo arqueológico Eric Boman, donde se puede aprender la historia de varias de las culturas primitivas de la región.

Salta: historia, cultura y aventuras


En la ciudad de Salta conquista con su mixtura entre las tradiciones, la conservación del patrimonio y todo el movimiento de una ciudad moderna rodeada de cerros y paisajes que se integran a la vida urbana. El Museo de Arqueología de Alta Montaña es una de las visitas imperdibles, donde se puede apreciar el hallazgo arqueológico denominado Los Niños del Llullaillaco, un hito en la historia arqueológica de esa provincia. El Teleférico San Bernardo es una de las maneras más divertidas de conocer la ciudad de Salta. La base se encuentra en el Parque San Martín y su estación de llegada es la cima del Cerro San Bernardo, desde donde tendrás las mejores vistas de la ciudad. El embalse Cabra Corral es otra de las escapadas imprescindibles: está ubicado sobre la ruta nacional 68, a 65 km de la capital salteña y camino a Cafayate. Es un espejo de agua de 130 km² donde se pueden practicar deportes y vivir aventuras náuticas.

Comentarios