Diez museos tucumanos para visitar si es el que el clima no acompaña

Acá seleccionamos 10 museos de los más visitados de San Miguel de Tucumán, que podrán visitarse durante julio

07 Jul 2018
1

1. Casa museo de la ciudad
Este es el último museo que se incorporó a Tucumán. La Casa Museo de la Ciudad, de gestión Municipal, se montó en una distinguida casona de gran valor patrimonial. En sus 10 espacios se puede recorrer la evolución urbana Tucumán. Cuenta con paneles interactivos para dinamizar la visita y testimonios contemporaneos que reflexionan sobre la ciudad. Ubicación: avenida Salta 532.
2. Casa Histórica
La Casa Histórica de la Independencia es la casa colonial donde se proclamó la independencia de la Argentina, el 9 de julio de 1816. Se puede visitar la Sala de la Jura, como espacio central del museo, y todos las noches se puede ver el espectáculo “Luces y sonidos de la Independencia”, un audiovisual que repasa la gesta de la independencia. Ubicación: Congreso 141
3. Casa Padilla
Esta casa alberga algunos de los cuadros y muebles originales y la magnífica “Colección Padilla” de arte decorativo, que fuera donada a la provincia por el señor Ernesto Padilla (h). Este conjunto conserva obras europeas de primer nivel, objetos hispanoamericanos que denotan el pasado colonial así como un muy valioso conjunto de piezas orientales, en su mayoría chinas, compuesto por biombos, muebles, porcelanas y piedras talladas. Se conservan también algunos objetos sociales de la época y detalles arquitectónicos antiguos. Ubicación: 25 de Mayo 36.
4. Folklórico
Funciona en la casa que perteneciera a la familia del Obispo José Eusebio Colombres; quien fuera delegado por la provincia de Catamarca al Congreso de 1816 y precursor de la industria azucarera en la Provincia de Tucumán; en una de sus habitaciones, se dice, murió este singular religioso. Sus exposiciones presentan excelentes muestras de la artesanía popular y folklórica de Tucumán y otras provincias norteñas. Un gran número de elementos, de distintas procedencias y materiales se exponen en este lugar como muestra de la importancia y calidad de la producción no industrializada. Ubicación: 24 de Septiembre 565
5. Timoteo Navarro
El Museo de Bellas Artes “Timoteo Navarro” cuenta con la colección de artes plásticas más importante de la provincia. Está integrada actualmente por casi 700 obras entre pinturas, dibujos, grabados, cerámicas, esculturas, poemas ilustrados y fotografías de artistas del siglo XIX, XX y XXI. Durante todo julio estará la exposición “Visibilizar lo Invisible”, una muestra colectiva de 13 artistas tucumanos. Ubicación: 9 de Julio 44.
6. Nicolás Avellaneda
Esta casa fue construida entre 1836 y 1837 para residencia del Gobernador José Manuel Silva, abuelo materno del Presidente Nicolás Avellaneda. El museo atesora unas 10.000 piezas distribuidas en diferentes secciones; cuenta con 9 salas que brindan la historia de Tucumán testimoniando el pasado. Siete salas se encuentran en la planta baja y las dos restantes en la planta alta. Una de las piezas más valiosas es la Jarra de Ibatín, encontrada en las ruinas de la primera fundación de San Miguel de Tucumán. Mención especial merecen los retratos a la carbonilla de 24 gobernadores realizados por la escultora tucumana Lola Mora, los que le valieron la beca para estudiar en Italia. Ubicación: Congreso de Tucumán 56.
7. Industria Azucarera
Tucumán hizo de la industria azucarera la columna vertebral de su economía. Fue el obispo José Eusebio Colombres, congresal de 1816 y refundador de la industria azucarera en la provincia quien desarrollo una labor destacada en esta área. Este religioso instaló en 1821 el primer trapiche azucarero que hubo en Tucumán realizado en madera de quebracho, que luego fuera reemplazado por el trapiche a vapor. El Museo de la Industria Azucarera (MIA), también conocido como “Casa del Obispo Colombres”, es precisamente donde funcionó ese primer establecimiento industrial. En sus salas se puede conocer los comienzos de la industria azucarera y su evolución en Tucumán. Ubicación: parque 9 de Julio.
8. Iramain
EL Museo Iramain era la casa taller del escultor tucumano Juan Carlos Iramain (1900-1973). Fue él quien el 9 de julio de 1935 inaugura como espacio cultural y museo taller su propio hogar, con el propósito de preservar su obra a lo largo de 50 años de trayectoria.  Entre sus trabajos más reconocidos está el Cristo Bendiciente, de 30 metros de altura, que corona el cerro San Javier. Ubicación: calle Entre Ríos 27.
9. Miguel Lillo
Los musueos de la Fundación Miguel Lillo (Museo de Ciencias Natuales Miguel Lillo y Museo Histórico Dr. Miguel Lillo y su tiempo) son un imperdible para los más chicos. Dinosaurios, aves de todo tipo, colecciones de insectos y plantas y decenas de animales que poblaron la región a lo largo de la historia están exhibidos en el museo. Los chicos podrán poner a prueba sus conocimientos sobre las ciencias naturales con el “cerebro mágico” y subir al piso interactivo para sentir la experiencia Jurassic Park: sentirán que están dentro de la  clásica película de los dinosarios. Ubicación: calle Miguel Lillo 251.
10. Casa Belgraniana
Se trata de una recreación de la modesta casa en la que vivió el Gral. Manuel Belgrano. La original fue construida por orden de él en el año 1816 y permaneció en ella hasta unos meses antes de su muerte. La actual vivienda fue reconstruida en su tamaño original con techos de paja y materiales similares a los de la época. El mobiliario de su interior como el catre y las sillas también fue recreado de la época. La casa tiene los espacios mínimamente necesarios para vivir de manera simple y austera. En su patio cuenta con un aljibe y una huerta para el abastecimiento del hogar. Ubicación: Bernabé Aráoz y Bolívar

1. Casa Museo de la Ciudad

Este es el último museo que se incorporó a Tucumán. La Casa Museo de la Ciudad, de gestión Municipal, se montó en una distinguida casona de gran valor patrimonial. En sus 10 espacios se puede recorrer la evolución urbana Tucumán. Cuenta con paneles interactivos para dinamizar la visita y testimonios contemporaneos que reflexionan sobre la ciudad. Ubicación: avenida Salta 532.

2. Casa Histórica

La Casa Histórica de la Independencia es la casa colonial donde se proclamó la independencia de la Argentina, el 9 de julio de 1816. Se puede visitar la Sala de la Jura, como espacio central del museo, y todos las noches se puede ver el espectáculo “Luces y sonidos de la Independencia”, un audiovisual que repasa la gesta de la independencia. Ubicación: Congreso 141.

3. Casa Padilla

Esta casa alberga algunos de los cuadros y muebles originales y la magnífica “Colección Padilla” de arte decorativo, que fuera donada a la provincia por el señor Ernesto Padilla (h). Este conjunto conserva obras europeas de primer nivel, objetos hispanoamericanos que denotan el pasado colonial así como un muy valioso conjunto de piezas orientales, en su mayoría chinas, compuesto por biombos, muebles, porcelanas y piedras talladas. Se conservan también algunos objetos sociales de la época y detalles arquitectónicos antiguos. Ubicación: 25 de Mayo 36.

4. Folklórico

Funciona en la casa que perteneciera a la familia del Obispo José Eusebio Colombres; quien fuera delegado por la provincia de Catamarca al Congreso de 1816 y precursor de la industria azucarera en la Provincia de Tucumán; en una de sus habitaciones, se dice, murió este singular religioso. Sus exposiciones presentan excelentes muestras de la artesanía popular y folklórica de Tucumán y otras provincias norteñas. Un gran número de elementos, de distintas procedencias y materiales se exponen en este lugar como muestra de la importancia y calidad de la producción no industrializada. Ubicación: 24 de Septiembre 565

5. Timoteo Navarro



El Museo de Bellas Artes “Timoteo Navarro” cuenta con la colección de artes plásticas más importante de la provincia. Está integrada actualmente por casi 700 obras entre pinturas, dibujos, grabados, cerámicas, esculturas, poemas ilustrados y fotografías de artistas del siglo XIX, XX y XXI. Durante todo julio estará la exposición “Visibilizar lo Invisible”, una muestra colectiva de 13 artistas tucumanos. Ubicación: 9 de Julio 44.

6. Nicolás Avellaneda

Esta casa fue construida entre 1836 y 1837 para residencia del Gobernador José Manuel Silva, abuelo materno del Presidente Nicolás Avellaneda. El museo atesora unas 10.000 piezas distribuidas en diferentes secciones; cuenta con 9 salas que brindan la historia de Tucumán testimoniando el pasado. Siete salas se encuentran en la planta baja y las dos restantes en la planta alta. Una de las piezas más valiosas es la Jarra de Ibatín, encontrada en las ruinas de la primera fundación de San Miguel de Tucumán. Mención especial merecen los retratos a la carbonilla de 24 gobernadores realizados por la escultora tucumana Lola Mora, los que le valieron la beca para estudiar en Italia. Ubicación: Congreso de Tucumán 56.

7. Industria Azucarera

Tucumán hizo de la industria azucarera la columna vertebral de su economía. Fue el obispo José Eusebio Colombres, congresal de 1816 y refundador de la industria azucarera en la provincia quien desarrollo una labor destacada en esta área. Este religioso instaló en 1821 el primer trapiche azucarero que hubo en Tucumán realizado en madera de quebracho, que luego fuera reemplazado por el trapiche a vapor. El Museo de la Industria Azucarera (MIA), también conocido como “Casa del Obispo Colombres”, es precisamente donde funcionó ese primer establecimiento industrial. En sus salas se puede conocer los comienzos de la industria azucarera y su evolución en Tucumán. Ubicación: parque 9 de Julio.

8. Iramain

El Museo Iramain era la casa taller del escultor tucumano Juan Carlos Iramain (1900-1973). Fue él quien el 9 de julio de 1935 inaugura como espacio cultural y museo taller su propio hogar, con el propósito de preservar su obra a lo largo de 50 años de trayectoria.  Entre sus trabajos más reconocidos está el Cristo Bendiciente, de 30 metros de altura, que corona el cerro San Javier. Ubicación: calle Entre Ríos 27.

9. Miguel Lillo



Los musueos de la Fundación Miguel Lillo (Museo de Ciencias Natuales Miguel Lillo y Museo Histórico Dr. Miguel Lillo y su tiempo) son un imperdible para los más chicos. Dinosaurios, aves de todo tipo, colecciones de insectos y plantas y decenas de animales que poblaron la región a lo largo de la historia están exhibidos en el museo. Los chicos podrán poner a prueba sus conocimientos sobre las ciencias naturales con el “cerebro mágico” y subir al piso interactivo para sentir la experiencia Jurassic Park: sentirán que están dentro de la  clásica película de los dinosarios. Ubicación: calle Miguel Lillo 251.

10. Casa Belgraniana

Se trata de una recreación de la modesta casa en la que vivió el Gral. Manuel Belgrano. La original fue construida por orden de él en el año 1816 y permaneció en ella hasta unos meses antes de su muerte. La actual vivienda fue reconstruida en su tamaño original con techos de paja y materiales similares a los de la época. El mobiliario de su interior como el catre y las sillas también fue recreado de la época. La casa tiene los espacios mínimamente necesarios para vivir de manera simple y austera. En su patio cuenta con un aljibe y una huerta para el abastecimiento del hogar. Ubicación: Bernabé Aráoz y Bolívar

Comentarios