El mundo se pregunta si el recambio político en México afectará a la región

El triunfo de López Obrador en el segundo país más poblado de Latinoamérica abre interrogantes sobre un posible repliegue de la derecha, que venía ganando elecciones y marcando el rumbo a nivel continental.

03 Jul 2018
1

“SI SE PUDO”. Una multitud recibió a López Obrador en el Zócalo. Reuters

ESPERANZA
Votos contra Trump y su política hacia los migrantes 
Cientos de mexicanos que viven en California condujeron por horas el domingo para votar al sur de la frontera por Andrés Manuel López Obrador como presidente, persuadidos por su promesa de enfrentar a Donald Trump, y poner fin a la corrupción y la violencia en su país. Haciendo fila bajo el sol de Tijuana, muchos mexicanos que cruzaron la frontera dijeron que confiaban en López Obrador para proteger a los 12 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos. “Es el único que puede hacer que Trump termine su persecución y racismo contra los mexicanos”, dijo Luis Evans de 58 años, quien viajó desde Los Ángeles a una casilla cerca de la frontera. López Obrador rechaza los planes de Trump de construir un muro en la frontera entre ambos países. Josefina Serrano, que viajó, desde Sacramento, votó por AMLO porque está cansada de la corrupción y la violencia en México. Más de 181.000 personas se registraron en el extranjero para votar, tres veces más que en la última elección, haciendo uso de una nueva política que permite registrarse en los consulados en vez de en México. (Reuters)
 APUESTA 
Una economía de mercado y un giro a la izquierda
La victoria de Andrés Manuel López Obrador en México significó un portazo al statu quo y un giro político en la segunda mayor economía regional. Es la primera vez que un partido que se identifica con la izquierda llega a la Presidencia de México, aunque no es el primer presidente de México de esa tendencia. Hubo gobernantes izquierdistas en los 70 años del Partido Revolucionario Institucional, que terminó con el cambio de siglo. Pero los tiempos son otros. Desde hace 30 años, la economía de México se fue abriendo al mundo y hoy es uno de los países con más tratados de libre comercio en el mundo, con millones de pobres y enorme desigualdad. “La transformación que llevaremos a cabo consistirá en desterrar la corrupción”, dijo López Obrador en su primer mensaje. “Es la causa de la desigualdad social y económica, y también por la corrupción se desató la violencia en nuestro país”, añadió. Lo que no está tan claro son los “cómos”. La ambigüedad de López Obrador frente a ciertos temas no permite anticipar qué rumbo tomará su Gobierno.  (DPA)
EN CIFRAS 
Números en rojo, en materia de violencia política
El camino hacia las elecciones en México terminó en números rojos debido a la violencia política: más de 100 políticos asesinados y más de 600 agresiones registradas desde septiembre, cuando dio inicio la campaña. La consultora Etellekt señaló que se registraron 627 agresiones en los 32 estados del país: 206 amenazas, 85 agresiones físicas, 57 tentativas de homicidio con armas de fuego y 52 agresiones a familiares de políticos. Del total de agresiones, 145 terminaron en asesinatos (28 de las víctimas eran precandidatos a un puesto de elección popular y 20 eran candidatos). La mayoría de los asesinatos ocurrieron en estados del centro y sur del país, como Guerrero, Oaxaca y Puebla, aunque también hubo casos el estado occidental de Michoacán y en el norteño Coahuila. La mayoría de las víctimas son del ámbito regional y municipal. Dos terceras partes pertenecían a partidos opositores a los gobiernos de su región.  Unos 1.000 aspirantes desistieron  de sus candidaturas. Amnistía Internacional dijo que fueron los comicios más violentos de la historia del país. (DPA)
LOS DESAFÍOS
Una agenda que incluye a la inseguridad y la difícil relación con Estados Unidos  
Inseguridad, corrupción y la relación con Donald Trump son algunos de los retos que heredará el sucesor de Enrique Peña Nieto. En 2017 hubo más de 29.000 asesinatos (el más violento en dos décadas) y la cifra de desaparecidos es de  37.000. La mayoría de las víctimas son atribuidas a la violencia de los cárteles de la droga. La corrupción es uno de los problemas que preocupa a los mexicanos. Un 59,5% de los mayores de 18 años dice haber tenido experiencias de corrupción con la policía, en 2017. Sólo un 17% confía en los partidos políticos. El vínculo con Estados Unidos también definirá la política del presidente, ante el endurecimiento de las políticas migratorias por parte de Trump. Otro aspecto de la relación con los vecinos del norte es la negociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte. (DPA) 
ESPERANZA
Votos contra Trump y su política hacia los migrantes 

Cientos de mexicanos que viven en California condujeron por horas el domingo para votar al sur de la frontera por Andrés Manuel López Obrador como presidente, persuadidos por su promesa de enfrentar a Donald Trump, y poner fin a la corrupción y la violencia en su país. Haciendo fila bajo el sol de Tijuana, muchos mexicanos que cruzaron la frontera dijeron que confiaban en López Obrador para proteger a los 12 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos. “Es el único que puede hacer que Trump termine su persecución y racismo contra los mexicanos”, dijo Luis Evans de 58 años, quien viajó desde Los Ángeles a una casilla cerca de la frontera. López Obrador rechaza los planes de Trump de construir un muro en la frontera entre ambos países. Josefina Serrano, que viajó, desde Sacramento, votó por AMLO porque está cansada de la corrupción y la violencia en México. Más de 181.000 personas se registraron en el extranjero para votar, tres veces más que en la última elección, haciendo uso de una nueva política que permite registrarse en los consulados en vez de en México. (Reuters)

APUESTA 
Una economía de mercado y un giro a la izquierda

La victoria de Andrés Manuel López Obrador en México significó un portazo al statu quo y un giro político en la segunda mayor economía regional. Es la primera vez que un partido que se identifica con la izquierda llega a la Presidencia de México, aunque no es el primer presidente de México de esa tendencia. Hubo gobernantes izquierdistas en los 70 años del Partido Revolucionario Institucional, que terminó con el cambio de siglo. Pero los tiempos son otros. Desde hace 30 años, la economía de México se fue abriendo al mundo y hoy es uno de los países con más tratados de libre comercio en el mundo, con millones de pobres y enorme desigualdad. “La transformación que llevaremos a cabo consistirá en desterrar la corrupción”, dijo López Obrador en su primer mensaje. “Es la causa de la desigualdad social y económica, y también por la corrupción se desató la violencia en nuestro país”, añadió. Lo que no está tan claro son los “cómos”. La ambigüedad de López Obrador frente a ciertos temas no permite anticipar qué rumbo tomará su Gobierno.  (DPA)

EN CIFRAS 
Números en rojo, en materia de violencia política

El camino hacia las elecciones en México terminó en números rojos debido a la violencia política: más de 100 políticos asesinados y más de 600 agresiones registradas desde septiembre, cuando dio inicio la campaña. La consultora Etellekt señaló que se registraron 627 agresiones en los 32 estados del país: 206 amenazas, 85 agresiones físicas, 57 tentativas de homicidio con armas de fuego y 52 agresiones a familiares de políticos. Del total de agresiones, 145 terminaron en asesinatos (28 de las víctimas eran precandidatos a un puesto de elección popular y 20 eran candidatos). La mayoría de los asesinatos ocurrieron en estados del centro y sur del país, como Guerrero, Oaxaca y Puebla, aunque también hubo casos el estado occidental de Michoacán y en el norteño Coahuila. La mayoría de las víctimas son del ámbito regional y municipal. Dos terceras partes pertenecían a partidos opositores a los gobiernos de su región.  Unos 1.000 aspirantes desistieron  de sus candidaturas. Amnistía Internacional dijo que fueron los comicios más violentos de la historia del país. (DPA)

LOS DESAFÍOS
Una agenda que incluye a la inseguridad y la difícil relación con Estados Unidos  

Inseguridad, corrupción y la relación con Donald Trump son algunos de los retos que heredará el sucesor de Enrique Peña Nieto. En 2017 hubo más de 29.000 asesinatos (el más violento en dos décadas) y la cifra de desaparecidos es de  37.000. La mayoría de las víctimas son atribuidas a la violencia de los cárteles de la droga. La corrupción es uno de los problemas que preocupa a los mexicanos. Un 59,5% de los mayores de 18 años dice haber tenido experiencias de corrupción con la policía, en 2017. Sólo un 17% confía en los partidos políticos. El vínculo con Estados Unidos también definirá la política del presidente, ante el endurecimiento de las políticas migratorias por parte de Trump. Otro aspecto de la relación con los vecinos del norte es la negociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte. (DPA) 

En Esta Nota

México
Comentarios