López Obrador busca tender puentes con Estados Unidos

El presidente electo de México quiere alejar las preocupaciones de los mercados financieros

04 Jul 2018
1

SACUDÓN. El triunfo de “AMLO” fue un cimbronazo para los partidos tradicionales. reuter

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de su rotunda victoria en los comicios de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador buscó calmar a los mercados financieros: aseguró que cuando asuma el poder no abusará de la mayoría obtenida por su coalición en el Congreso.

Conocido por su acrónimo “AMLO”, el político de 64 años logró el 53% de los votos, con 30 puntos de diferencia sobre su escolta más cercano, el conservador Ricardo Anaya.

El partido Morena y las agrupaciones aliadas ganaban el grueso de los escaños en el Congreso, de acuerdo con el conteo, que continuaba ayer, pero aún no quedaba claro si tendrían una mayoría simple o absoluta en la Cámara de Diputados y en la de Senadores.

“No voy a levitar, voy a estar siempre con los pies en la tierra”, dijo el lunes por la madrugada en entrevista con la cadena Televisa cuando se le preguntó si no tendría poder absoluto con una mayoría en las cámaras. “No soy un dictador, soy un demócrata. Vamos a construir una auténtica democracia, no una dictadura”, agregó.

Cuando la autoridad electoral anunció el domingo por la noche que López Obrador se imponía con contundencia en los comicios, el peso mexicano comenzó a apreciarse en operaciones internacionales. Pero, a medida que los resultados mostraban la influencia que ganaba el izquierdista en un nuevo Congreso -que comenzará sus funciones en septiembre- las ganancias se fueron borrando. El lunes, la bolsa perdió un 2%.

“AMLO”, que asumirá el 1 de diciembre, se reunió con el presidente Enrique Peña Nieto para organizar el proceso de transición y dijo que entre los temas que tocarán está el presupuesto 2019 y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta) con Canadá y Estados Unidos.

Además, reiteró su promesa de someter su mandato a la revocación popular a mitad de su periodo de seis años.

Bajando expectativas

López Obrador es considerado el presidente electo más izquierdista en México desde Lázaro Cárdenas (1934-1940), quien nacionalizó las industrias petrolera y ferroviaria.

Al igual que Cárdenas, AMLO planea ayudar a los agricultores pobres con subsidios, aunque aseguró que respetará la propiedad privada, mantendrá la disciplina fiscal y respetará la autonomía del banco central.

Aunque algunos creen que sus posturas nacionalistas podrían chocar con las de Donald Trump, el presidente de Estados Unidos lo felicitó y dijo que espera “con ansias” trabajar con él en beneficio de ambas naciones, que comparten una extensa frontera por donde cruzan migrantes y drogas. “Vamos a tender nuestra mano franca y, repito, de cooperación con Estados Unidos”, sostuvo “AMLO”.

López Obrador contó que recibió una llamada de Trump que duró media hora, en la que le propuso explorar un acuerdo de proyectos de empleo para reducir la migración y mejorar la seguridad.

Trump contó que discutieron de seguridad fronteriza, el Nafta, la posibilidad de un acuerdo comercial separado con México y se mostró convencido de que AMLO ayudará con la frontera común. (Reuters)

En Esta Nota

México
Comentarios