Tráfico de vida silvestre

05 Jun 2018

El Instituto Jane Goodall Argentina (IJG) y la sede argentina de la Organización de Naciones Unidas (ONU) lanzaron una campaña para concientizar sobre las especies que se ven afectadas por el tráfico ilegal de vida silvestre en el país, que reporta unos 400 millones de dólares por año, anuncia la agencia Télam. “Más de 50 especies de mamíferos y aves pueden extinguirse en las próximas décadas, poniendo en riesgo la continuidad de monos, yaguaretés, guacamayos, tucanes, cardenales y otros animales autóctonos”, indica un comunicado del instituto.

“Nueve de cada 10 animales capturados mueren antes de llegar a ser comercializados, 10 de cada 100 de los que llegan a venderse en forma ilegal se recuperan y solo el 5% logra regresar a su hábitat”, de acuerdo con datos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

La campaña gráfica y audiovisual se enmarca en el día Mundial del Ambiente, que se conmemora hoy. “Los animales silvestres no son mascotas”, dice el lema de la campaña. La campaña destaca la importancia de concientizar a la comunidad respecto de que uno de los principales motores del comercio ilegal de fauna silvestre es la demanda del mercado. Este delito es la tercera actividad ilegal más grande detrás de las drogas y las armas.

Comentarios