Los cadetes del Liceo Militar emocionaron a la Pachamama

“Goyita” llegó desde los Valles para asistir como invitada especial al acto de entrega de uniformes.

27 May 2018
1

EN EL LICEO. Ignacio Valero, su abuela “Goyita” y el coronel Romero. Gentileza Liceo Militar.

Vestida con sus atuendos tradicionales de los Valles Calchaquíes, Gregoria Navarro de Valero presenció el acto de entrega de uniformes a cadetes de segundo año del Liceo Militar Gregorio Aráoz de La Madrid. “Doña Goyita”, como la conocen en Amaicha y Los Zazos, fue especialmente invitada por el coronel Carlos Héctor Romero, director del Liceo Militar. En esa ceremonia recibió el uniforme Ignacio Yapura Valero, uno de los nietos de “Goyita”.

“Es la primera vez que tenemos el honor de contar con la presencia de una Pachamama en este tipo de ceremonias”, le dijo el coronel Romero al darle la bienvenida a “Doña Goyita”, autoridad espiritual de los Valles Calchaquíes.

La Pachamama llegó acompañada por su hija Edith Valero, que a su vez es la madre del cadete Yapura Valero. Doña Goyita estaba entusiasmada con el desfile de los cadetes de segundo año (más de 400) vestidos con el flamante uniforme. “Esto es hermoso; hacía mucho tiempo que no veía algo así, me hace acordar a los desfiles que se hacían antes”, le dijo Doña Goyita a su hija Edith durante la ceremonia.

El acto se realizó el viernes, alrededor de las 7, en la sede del Liceo Militar, en Italia al 2.500. La Pachamama llegó a Tucumán para participar en la ceremonia. Además, durante la noche asistió a la cena de camaradería de los cadetes. “Estaba muy contenta y orgullosa por su nieto”, afirmó Edith.

Tal como corresponde a su investidura, la Pachamama tenía un lugar de privilegio en el palco de autoridades. Compartió ese espacio junto al coronel Romero. Desde lo alto observó cómo los cadetes recibían sus uniformes.

El coronel Pablo Cabrera coordinó la visita de la Pachamama al Liceo. “Mi mamá estaba preocupada porque no tenía la cajita chayera para entonar unas coplas, pero el coronel le dijo que con su sola presencia era suficiente”, explicó Edith.

Los valores

“Ella es una autoridad espiritual de un pueblo -resaltó Edith-; por eso la invitan de un lugar a otro y mucha gente se acerca a pedirle bendición por la salud; los jóvenes, para que sigan con esos valores que imparte esa estructura disciplinar que tiene el Liceo Militar y que los forma tan bien -agregó-; mi mamita hace siete meses perdió a su esposo y esto ha sido como una alegría del alma al haberla elegido Pachamama 2018, porque ella vivió 56 años y ocho meses con mi padre”, dijo.

Edith es la hija menor de “Doña Goyita”. Es la que se ocupa de ella acompañándola a las diferentes actividades en que la invitan. “Estaba muy contenta de ver un desfile tan lindo. Ella decía que ya no se usa mucho eso de los desfiles”, detalló.

La Pachamama siguió sus actividades públicas el viernes, cuando participó en el Solemne Tedeum en la Catedral. Ayer a la tarde, “Doña Goyita” partió en ómnibus a su casa en los Valles.

En tanto que hoy domingo tiene previsto participar en las fiestas patronales de Los Zazos, en honor a Santa Rita. De ese modo, “Doña Goyita” cumple su rol de autoridad espiritual con su investidura de Pachamama 2018 en Amaicha del Valle.

Comentarios