Trump dictó al médico su cerficado de perfecta salud

Informe durante la campaña presidencial Bornstein contó que escribió lo que le dijo el mandatario. “El individuo más sano jamás elegido para la Presidencia”

03 May 2018
1

CERCANO. Trump fue paciente de Bornstein durante décadas. reuters

WASHINGTON, Estados Unidos.- Cuando el doctor Harold Bornstein describió, en grandilocuente prosa, la salud del entonces candidato Donald Trump, en 2015, el lenguaje que utilizó fue sorprendentemente similar al estilo favorito de su paciente. Resulta que fue el mismo paciente quien escribió el parte médico. El propio Bornstein se lo confesó a la cadena estadounidense CNN, en una entrevista. “Él dictó toda la carta. Yo no escribí esa carta. Lo inventé a medida que avanzaba”, reveló Bornstein.

“Su fuerza física y resistencia son extraordinarias”, decía en el certificado difundido por la campaña de Trump en diciembre de 2015, según publicó ayer CNN.

Entre las pocas evidencias médicas en el informe, citaba que tenía una presión arterial de 110/65 (a la que calificaba como “asombrosamente excelente”), que había perdido 7 kilos en un año y que tenía una salud cardiovascular “extraordinaria”.

En su momento, el certificado generó dudas, por el tipo de lenguaje que usaba y porque Trump pasó parte de su campaña hablando de la mala salud y debilidad de su rival, Hillary Clinton.

Bornstein, quien fue médico personal de Trump durante más de tres décadas, cobró notoriedad durante la campaña electoral de 2016, cuando afirmó que si su paciente ganaba, sería “el individuo más sano jamás elegido para la Presidencia”.

Meses después, Bornstein admitió algunas irregularidades en el informe. “Simplemente me apuraron con el tiempo”, dijo en septiembre de 2016. “Tenía otros pacientes que ver”, dijo.

Agregó que el informe es una pieza de “humor negro”. “Ese es mi sentido del humor -dijo-. Es como la película ‘Fargo’: toma la verdad y muévela en una dirección diferente”.

Ahora, tras denunciar que custodios de Trump entraron a su consultorio y se llevaron la historia clínica, Bornstein confesó que el informe la fue dictado, mientras mientras él y su esposa iban en auto por Central Park.

“Trump dictaba la carta y yo debía decirle lo que no podía poner. Pasaron a llevarse su informe cerca de las 4 de la madrugada”, indicó.

El certificado vuelve a tomar relevancia a partir de la denuncia de Bornstein contra el guardaespaldas de Trump, Keith Schiller. Dijo que el custodio, considerado muy leal al presidente, y otro hombre ingresaron en febrero de 2017 en su consultorio en Nueva York y se llevaron la información. “Tienen que haber estado aquí 25 o 30 minutos. Esto generó gran caos”, dijo, y añadió que se sintió amenazado.

Schiller fue durante mucho tiempo el custodio personal de Trump cuando era empresario. Después de que Trump asumiera como presidente en enero de 2017, obtuvo un puesto en la Casa Blanca que abandonó en septiembre.

Bornstein habló de una requisa, pero la portavoz de Trump, Sarah Sanders, dijo que no fue un registro, sino que es un procedimiento estándar que el cuerpo médico de la Casa Blanca tome posesión de la historia clínica del nuevo presidente.

El tema tiene relevancia porque, además de que asociaciones de médicos y psiquiatras que cuestionan la salud mental y física de Trump, el magnate es, a los 70 años, la persona más vieja en la historia de Estados Unidos en haber sido elegida por primera vez como presidente. Y la salud de un mandatario es cuestión de Estado. (DPA-Especial)

Comentarios