Atlético superó los malos tragos de marzo y logró cambiar su situación radicalmente

26 Abr 2018 Por Nicolás Iriarte
1

CADA DÍA MEJOR. Leyes, que en la foto lleva la pelota, no arrancó bien su segundo ciclo en Atlético pero cada partido que pasa se asienta en el puesto junto a un consagrado como Rodrigo Aliendro. la gaceta / foto de héctor peralta

¿Cuántas cosas pueden cambiar de un mes a otro? Generalmente no alcanza para modificar tanto pero el caso de Atlético es distinto. En los últimos 30 días, su situación dio una giro digno de una gimnasta rumana en los Juegos Olímpicos, algo que se confirmó con su triunfo de ayer ante The Strongest en el Monumental.

El 26 de marzo pasado, el equipo de Ricardo Zielinski todavía digería un empate de esos que rompen el corazón: el 1-1 de Boca al minuto 91 no solo le quitaba la chance de ganarle al puntero, sino que le sumaba su sexto partido consecutivo sin conocer la victoria. El tercer mes del año no había sido el mejor aliado de Atlético hasta allí: tres derrotas y un empate.

La racha tenía consecuencias nacionales e internacionales. En la Superliga, apenas sumaba 26 puntos y aún no había salvado la categoría. En la Copa Libertadores había perdido el primer partido ante Libertad de Paraguay y aunque solo era el debut, el hecho de que haya sido de local disminuía las chances de clasificación. Tanto que el discurso de las intenciones dentro del plantel había pasado de “clasificar” a “disfrutar”.

Era eso u obligarse a ganar un partido de visitante, cosa que finalmente sucedió dentro de un abril mágico para el “Decano”: tres triunfos, dos empates y una sola derrota.

En realidad todo comenzó en el último día de marzo, en las vísperas de ese abril: le ganó a Independiente de visitante (allí quedó confirmada su presencia en la máxima categoría para la temporada que viene) y aunque perdió nuevamente por la Copa (1-3 ante Peñarol), el empate ante Newell’s y los triunfos ante Gimnasia en La Plata y frente a su rival de anoche en La Paz, terminaron por cambiarlo todo.

El equipo sigue en la misma posición que en ese 26 de marzo pero con ocho puntos más (34) y sigue aspirando a entrar a la próxima Copa Sudamericana.

En la Libertadores pasó de ese último puesto con cero puntos, cero goles a favor y dos en contra, a la segunda posición con seis goles a favor y la misma cantidad de goles en contra. Todo en el transcurso de un mes, al que Atlético parece haberle sacado el jugo por completo.

“Vamos partido tras partido, ahora tenemos que pensar en Huracán y luego en Peñarol”, dijo Ricardo Zielinski que no quiere anticiparse demasiado pero sabe que con un mayo de iguales características como el que pasó, cerrará una temporada casi perfecta. Después de visitar el sábado a Huracán recibirá a Peñarol el 2, a Olimpo el 5, visitará a Lanús el 13 y a Libertad el 17. Compromisos difíciles pero que con el envión del calendario, Atlético puede superarlos.

Comentarios