El 0Km está listo para partir hacia Bariloche

Jorge Adrián Arévalo recibió la noticia en su casa de barrio Jardín. Los vecinos ayudaron a contactar al ganador del auto del entretenimiento de LA GACETA.

14 Abr 2018

Eran las 11.35 de ayer cuando Jorge Adrián Arévalo transitaba por avenida Gobernador del Campo. Regresaba del aeropuerto, donde había ido a despedir a un grupo de trabajo. A la misma hora en la que Arévalo pasaba frente al parque 9 de Julio, una promotora sostenía en la mano el cupón ganador del auto 0Km de los Números de Oro de LA GACETA. Con las manos en el volante, Arévalo pensaba cómo organizar el resto del día en su trabajo de Agente de Propaganda Médica (APM), justo cuando el escribano Álvaro Sobrecasas leía los datos personales del ganador del entretenimiento y anunciaba que el domicilio pertenecía a barrio Jardín.

Como es costumbre, el sorteo se realizó en LA GACETA y contó con la presencia de Gustavo Neme, gerente del Banco Santiago del Estero. Varios lectores asistieron en condición de testigos, entusiasmados por la posibilidad de que el cupón afortunado fuera el suyo. Pero la fortuna sonrió en otra dirección.

El flamante ganador no tenía idea de que estaba siendo anunciado como el nuevo dueño del Renault Kwid Life del entretenimiento. Manejaba hasta su casa de Castelli al 900 donde reside con su abuela, Luz Jiménez Ovejero, de 80 años.

En busca de Adrián

Minutos más tarde, un equipo de LA GACETA llegó al domicilio de Arévalo para darle la noticia del premio mayor. Al lado vive Sergio Varela, que administra una verdulería. Mientras atendía el negocio, las clientas sospechaban de qué se trataba. “Lo buscan a Adrián -decía una mujer-, son de LA GACETA, seguro que ganó el auto”, agregaba en voz baja. En la casa de Arévalo nadie atendía al timbre. En ese momento, el verdulero ayudó a contactarlo. “Adriaaaaan”, gritó desde la vereda.

Recién entonces apareció el ganador dispuesto a abrir el portón. “La verdad es que no lo esperaba. Siempre participamos con mi papá, para nosotros nunca faltan los Números de Oro. Estoy muy agradecido y feliz, no sé cómo reaccionar” decía, mientras el verdulero y las clientas los aplaudían.

“Vení que te toque la mano así me contagiás suerte”, le dijo una vecina sonriente. Después de los saludos y de las felicitaciones, Arévalo comentó que creó la fundación Vida Digna para ayudar a la gente en situación de pobreza. “Empezamos hace dos años y medio y ya tenemos personería jurídica y todos los papeles -explicó-; buscamos ayudar a los comedores y ahora estamos organizando un bingo para junio, con la idea de colaborar con un comedor de San Andrés y con otro de la Costanera”.

Arévalo es papá de Francisco, de cuatro años. Dijo que apenas reciba el auto 0Km le gustaría hacer un viaje para visitar a su hermano, que vive en Bariloche. El compromiso es que su abuela lo acompañe.

“Arranco desde la mañana, me levanto todos los días a las 6 y salgo a trabajar -explicó-; mi abuelo vivió aquí y nosotros seguimos viviendo en la casa que él dejó, así que yo crecí aquí en barrio Jardín”.

Además del auto 0Km, Arévalo recibirá un equipo de GPS para usar en el vehículo por gentileza de Tarjeta Sol, del Banco Santiago del Estero.

Comentarios