En casa San Martín no puede fallar más

1

SIEMPRE LISTO. Espíndola López volverá a reemplazar al suspendido Acevedo. LA GACETA / FOTO DE franco vera (ARCHIVO)

Mejorar la producción de local es el gran objetivo.

05 Abr 2018

Es raro este torneo de la B Nacional. Se trata de un certamen cambiante, muy irregular. Ningún equipo logra sacar chapa de candidato indiscutible para subir a la Superliga la próxima temporada. Así, a pesar de no haber hecho una buena primera mitad de torneo, San Martín mejoró de la mano de Darío Forestello y se metió de lleno en la conversación por el primer boleto al fútbol grande.

Fue una mejoría en todo sentido, aunque los más exigentes dirán que es en “casi todo”. El “Santo” levantó el nivel de juego y sumó muchos puntos, pero sigue sin hacerse fuerte jugando en La Ciudadela. Un déficit que no es nuevo. Lleva varias temporadas sin ser resuelto.

Lo cierto es que el equipo dirigido por “Yagui”, mientras es el segundo mejor jugando fuera de La Ciudadela, se encuentra entre los conjuntos con menos efectividad actuando de local.

En Bolívar y Pellegrini, San Martín sólo consiguió el 50 por ciento de los puntos que disputó; una cosecha demasiada magra para un equipo con aspiraciones de ser protagonista del campeonato. En su reducto jugó 10 partidos; ganó tres (Ferro, Los Andes y Nueva Chicago), empató seis y perdió con Atlético de Rafaela. Sumó 15 puntos, algo llamativo teniendo en cuenta que lejos de casa sumó 17 unidades producto de cuatro triunfos, cinco empates y también una sola derrota (contra Deportivo Riestra).

Por eso, de cara a una recta final en la que el “Santo” debe tratar de sumar la mayor cantidad de puntos para poder toparse con la gloria. Mejorar la producción en su estadio es una obligación.

“Es fundamental hacerse fuerte jugando de locales. Acá debemos aprovechar el impulso que nos da nuestra hinchada”, avisa Forestello, pensando de lleno en la primera “final”, el sábado contra Agropecuario.

A San Martín le quedan dos partidos en La Ciudadela y el objetivo primordial es sumar los seis puntos. “En casa no es que estamos mal. También jugamos buenos partidos, aunque es cierto que debemos sumar más puntos”, sostiene Esteban Espíndola López, quien se prepara para saltar a escena ante la expulsión de Lucas Acevedo.

Según el central, la tabla que revela el rendimiento de local no refleja del todo la realidad. “Tendríamos que tener un par de puntos más”, sentencia, sabiendo que esas unidades perdidas podrían ubicarl al equipo en el primer lugar de las posiciones.

Pero nada de eso se puede modificar y la única que queda es mirar hacia adelante y mejorar esa producción. “Tenemos que ganar todo lo que queda. Aunque no debemos ponernos a pensar más allá del partido del sábado”, pide el ex River, que piensa que deben aprender a resolver los planteos mezquinos casi idénticos que utilizan todos los huéspedes. “Acá todos se meten atrás y eso nos complicó. Pero ahora estamos mejor en lo futbolístico y eso puede ayudarnos”, concluye.

Para aspirar a ser el mejor de la categoría, el “Santo” debe ganar en todos lados, pero es fundamental hacerse fuerte en casa; aunque sea en la última parte del torneo.

Comentarios