“Pilchas” que hicieron historia

05 Abr 2018
1

Esa “maldita” ropa blanca

La selección de Brasil se caracteriza por vestir de “verdeamarelo”, pero no siempre fue así. En sus primeras cuatro citas mundialistas, los cariocas vistieron de blanco. El amarillo y el azul llegaron tras el “Maracanazo”, cuando la alba casaca fue considerada “maldita”. Con los nuevos y vívidos colores, Brasil cosechó sus cinco copas mundiales.

Unos variaron su uniforme; otros vistieron siempre igual

Durante tres mundiales -1930, 1950 y 1954- México remplazó su tradicional remera verde por una borravino. La “Naranja Mecánica” no se vistió de anaranjado durante dos mundiales: en 1934 y en 1938 usó un uniforme azul. Tanto Uruguay como Croacia siempre vistieron la misma “piel”: el celeste, los “Charrúas”; el cuadrille “rojiblanco”, en el caso de los europeos, que debutaron en los mundiales en 1998.

Por emergencias, usaron ropa prestada

El 10 de junio de 1978, en Mar del Plata, Francia se medía contra Hungría. Antes del inicio un futbolista francés advirtió que los húngaros tenía una camiseta blanca, como la que iba a usar Francia. Los responsables del contingente galo no habían leído la nota donde les indicaban que debían usar la azul. Como no había tiempo para buscar la ropa del hotel, un auto de Policía fue a buscar las casacas cedidas por Kimberley. Francia -ganó 3 a 1- lució una camiseta verde y blanca, a rayas. Algo parecido ocurrió en Brasil 1950, cuando México usó la casaca azul y blanca de Cruzeiro para enfrentar a Suiza.

Una selección nacional de color “amarillo patito”

En el Mundial de 1958, el árbitro del partido entre Argentina y Alemania consideró que las camiseta celeste y blanca de la Selección podía confundirse con la blanca de los germanos. Argentina perdió el sorteo y lució una camiseta amarilla (foto), de IFK Malö, club anfitrión del estadio donde se jugó el cruce.

Cuando el “Flamengo” goleó a Brasil

En Brasil 2014, Alemania usó una casaca “bis” inspirada en los colores de Flamengo, uno de los clubes más populares de ese país. Irónicamente, con esa camiseta de franjas rojinegras Alemania dejó al local fuera de su Mundial con un duro 7 a 1 en semifinales.

Comentarios