A seis meses de #MeToo ¿Cuáles son los cambios que produjo en el mundo?

Desde el escándalo de Weinstein en Estados Unidos hasta las acusaciones de acoso a actores de nuestro país. Los sucesos.

03 Abr 2018

El escándalo Weinstein, que abrió el debate sobre sexismo y acoso sexual bajo la etiqueta #MeToo, estalló hace seis meses en Estados Unidos, pero rápidamente se transformó en un movimiento mundial. ¿Cuáles son las consecuencias que ha tenido #MeToo en las distintas regiones del mundo?

Estados Unidos

En octubre de 2017 unos artículos en el "New York Times" y en la revista "New Yorker" provocaron una avalancha: Ashley Judd y otras actrices acusaron al productor de cine Harvey Weinstein de acoso sexual. Cada vez se les unieron más mujeres y hasta el momento sumás más de 80 las mujeres que hablaron de acusaciones similares y denunciaron incluso violaciones por parte del productor.

Harvey Weinstein.-

Weinstein reconoció haberse comportado de forma incorrecta, pero negó una y otra vez las acusaciones de sexo no consentido. Se supone que ahora se encuentra en terapia. Su mujer se separó de él y la empresa fundada por él, que tuvo que declararse insolvente, lo despidió. No se sabe si habrá un juicio contra Weinstein ni cuándo.

Ashley Judd, Anabella Sciorra y Salma Hayek hablaron sobre los abusos en Hollywood durante los Oscar

El escándalo de Weinstein desató el debate de #MeToo, un movimiento mundial en el que cientos de miles de afectados, sobre todo mujeres, pero también hombres, contaron públicamente sus experiencias y lanzaron acusaciones de abusos, recordó la agencia Dpa. Desde la industria del cine, el debate se extendió a otros sectores, se presentaron nuevas acusaciones y muchos perdieron su trabajo.

Argentina

"A mí me violaron en Madrid. Me costó darme cuenta de que era una violación porque era una persona conocida mía", dijo el 27 de enero último la actriz argentina Cecilia Roth. Su testimonio, entre otros tantos, se convirtió acaso en el más resonante pronunciado en el país desde el surgimiento internacional del #MeToo.

"La revolución será feminista o no será": la marcha del #8M llega a la plaza Independencia

Actores, músicos y presentadores de radio y televisión fueron denunciados en nuestro país por mujeres que dijeron haber sufrido situaciones de acoso, violencia y hasta abuso sexual. En el país del #NiUnaMenos, el movimiento surgido en 2015 a partir de una serie de feminicidios y que traspasó las fronteras, el 97 por ciento de las mujeres y transexuales fueron acosadas física o verbalmente al menos una vez en espacios públicos o privados, y el 17 por ciento fue violada por su pareja, según una encuesta difundida a fines de 2016.

España

El estallido del escándalo Weinstein llevó a actrices como Aitana Sánchez Gijón o Maru Valdivieso a contar experiencias de acoso, si bien en España no hubo una ola de denuncias ni productores o directores que quedaran en el punto de mira. El tema sí encendió el reclamo de más igualdad en el cine y dominó en febrero la gala de los Premios Goya, los más importantes de la industria en España.

Figuras como Penélope Cruz, Isabel Coixet, Carla Simón o Leticia Dolera -convertida en referente del nuevo feminismo- alzaron la voz con un mismo pedido: "Más mujeres en el cine". En ese clima reivindicativo, España vivió una histórica huelga el 8 de marzo, Día internacional de la mujer trabajadora, cuando millones de mujeres salieron a la calle con el lema "Si nosotras paramos, se para el mundo" y dejaron imágenes que dieron la vuelta al mundo.

México

Aunque en México es constante que aparezcan diferentes expresiones feministas, normalmente ocurre en redes sociales. Hace un año se volvió tendencia el hashtag #DenunciaATuAcosador, con el que cientos de mujeres empezaron a contar sus experiencias de acoso callejero. 

Los Oscar 2018 iniciaron con un discurso a favor del movimiento #MeToo

Sin embargo, el #MeToo llegó en febrero con los testimonios de un grupo de actrices y deportistas. En una entrevista con la periodista Carmen Aristegui para la cadena CNN, la actriz Karla Souza, conocida por sus películas como "¿Qué culpa tiene el niño?" o la serie "How Get Away With Murders", contó que cuando empezaba su carrera un director mexicano la acosó y la violó, aunque nunca mencionó su nombre. Su testimonio se hizo polémico porque el mismo día en que se difundió, el gigante Televisa despidió al cineasta Gustavo Loza. Tras "una investigación preliminar", la cadena concluyó que Loza había recaído en esas conductas. El cineasta -que trabajó con Souza en "¿Qué culpa tiene el niño?"- negó las acusaciones y le exigió a la actriz decir el nombre del abusador, aunque esta nunca llegó a revelarlo ni desmintió a Televisa.

Muchos expresaron su apoyo a Souza y a las demás actrices que contaron sus experiencias, pero también fueron muy criticadas por grupos que restaron importancia a sus casos. A Souza, además, le reprocharon no decir el nombre del abusador y dejar que Loza sea expuesto mediáticamente. 

Reino Unido

El debate #MeToo afectó en Reino Unido sobre todo a políticos. Las acusaciones de acoso provocaron dimisiones de miembros del Gobierno, además el ministro de Defensa Michael Fallon y el jefe de Gabinete Damian Green perdieron el puesto.

También surgieron acusaciones similares en el mundo del cine, de la música y de la moda. De hecho, Scotland Yard también está investigando en el caso de Weinstein.  

Del NiUnaMenos y el Me too al Time’s up y el debate sobre el aborto

Casi 200 actrices británicas e irlandesas fundaron una iniciativa para apoyar a las mujeres en el sector bajo el lema: "Hagamos de 2018 el año en el que acabe la era del acoso y el abuso sexual".

También se acusó al actor estadounidense Kevin Spacey de haber acosado sexualmente a al menos 20 hombres cuando era director artístico en el teatro londinense Old Vic Theater.

Kevin Spacey.-

Oxfam también admitió que algunos de sus trabajadores habían exigido sexo a mujeres en Haití y en el Chad a cambio de las ayudas. El director ejecutivo británico de la organización, Mark Goldring, restó importancia al principio a los hechos, según los críticos. En un primer momento dijo que se estaba atacando a su ONG como si hubieran "asesinado a bebés en sus cunas".

Suecia

En realidad este país está considerado como el paraíso de la igualdad, por eso sorprendió a muchos lo mucho que caló aquí el debate. Decenas de afectadas de diferentes sectores recogieron acusaciones y firmas: desde actrices y cantantes hasta abogadas, arqueólogas, obreras, doctoras y políticas. Según los medios hay cerca de 50 peticiones con más de 60.000 firmas en total.

Las suecas no solo luchan contra el sexismo en los juzgados, sino también realizan exigencias concretas como lugares de trabajo sin discriminación, malos tonos y acoso. Unas 40 empresas tuvieron que justificar su tratamiento de los casos de acoso ante el defensor del pueblo.

Uma Thurman denunció haber sido víctima de Harvey Weinstein

Varios políticos y presentadores también perdieron su trabajo y la Academia Sueca retiró la invitación a un experto en cultura, cuyo nombre no se publicó, a la entrega del Premio Nobel.

Pero también surgió un debate sobre la responsabilidad de los medios a la hora de publicar las acusaciones después de que se suicidara un director de teatro de Estocolmo. Previamente un periódico lo había atacado por supuestamente comportarse de forma sexista en su trabajo.

Además, el Gobierno presentó una propuesta de ley según la cual dos personas deben expresar claramente su consentimiento antes de mantener relaciones sexuales. En caso contrario, se considerará violación.

El ex cantante de Abba Björn Ulvaeus escribió en el periódico "Svenska Dagbladet" que él mismo y otros hombres tienen ahora mucho más cuidado en cómo tratan a las mujeres. "Antes de #MeToo no reflexionaba sobre estas situaciones. Pero que lo haga ahora me sienta bien y ¿por qué demonios no lo habré hecho antes?", dijo.

"#MeToo es un punto de inflexión histórico. Estoy contento de que lo haya podido vivir".


India

En cuando se comenzó a utilizar la etiqueta #MeToo en las redes sociales, numerosas mujeres indias se unieron. En el país conservador se habló sobre el acoso sexual puede que de forma más abierta que nunca. La violencia sexual contra las mujeres es un grave problema en India. Los medios informaron sobre la triste frecuencia con la que se cometen horribles violaciones en el país, que a menudo acaban con la víctima muerta.

También algunas actrices de Bollywood contaron sus experiencias con el acoso sexual. Sin embargo, no se nombró a ningún autor conocido y hasta ahora no ha habido grandes consecuencias. La excepción se produjo en marzo, cuando se detuvo a un profesor en Nueva Delhi que había sido acusado de acoso por numerosas estudiantes. Sin embargo, el alcance del movimiento en India es reducido, pues solo uno de cada tres ciudadanos tiene acceso a Internet.

Países árabes

En amplias partes del mundo árabe, en el que la tasa de acoso sexual está entre las más altas, #MeToo solo jugó un pequeño papel. Una de las principales razones podría ser que allí el debate solo se produjo entre la élite y a menudo en inglés. Esto deja fuera a la mayor parte de la población.

#TIMESUP Wahlberg apoya la igualdad en Hollywood

A pesar de ello, el famoso "hashtag" también fue viral en algunos países árabes, como en Egipto. Pero no es la primera vez que las mujeres elevan la voz: desde las revueltas de 2011 hubo campañas similares en algunos países árabes. Por ejemplo, en Túnez se llevó a cabo en septiembre una acción con el nombre "Los acosadores no viajan con nosotras" contra los intentos de acercamiento en el transporte público.

En el Líbano tuvo efecto la campaña "No está bien", creada por el Ministerio de la Mujer y la Universidad Americana de Beirut. También se presentó una ley que penaliza el acoso. Sin embargo, aún no ha entrado en vigor.

Por el contrario, en muchos países árabes la lucha contra el acoso y el abuso sexual no tuvo calado. En Yemen, por ejemplo, #MeToo desapareció rápidamente y el país continua sin contar con una ley que prohíba este comportamiento.

Comentarios