Una aplicación permite a los padres controlar el consumo digital de sus hijos

“Family Link”, de Google, monitorea lo que los chicos ven en celulares y tablets. Páginas peligrosas.

29 Mar 2018

La empresa Google lanzó en Argentina su nueva aplicación “Family Link”, una herramienta que permite a los padres monitorear a distancia el consumo digital de sus hijos y administrar los contenidos que ellos observan desde sus teléfonos móviles y tablets.

El programa fue presentado en un momento donde el acceso a los teléfonos móviles ocurre cada vez más temprano. En general, los chicos comienzan a utilizar las redes sociales entre los 8 y 10 años, edad en la que ya manejan un usuario en línea.

Así lo confirmó una encuesta presentada por el Centro de Estudios, Investigaciones y Opinión de la Defensoría del Pueblo (Buenos Aires), en la cual se tomó como muestra a un grupo de 131 niños de sexto y séptimo grado. Los resultados demostraron que el 94% de los alumnos tienen un celular propio desde los 10 y 11 años.

De la mano de esta tendencia, se concluyó que el uso de las redes sociales es prácticamente universal entre los chicos de 11 años. Un dato importante si se tiene en cuenta que la edad mínima y legal para tener un perfil digital es a partir de los 13 años.

En cuanto a los usos y costumbres digitales, el estudio reveló que el 98% de los niños usa las redes sociales, el 63% participa en partidas de juegos online y el 98% mira videos en YouTube. Números que marcan una participación todavía mayor entre los estudiantes de las escuelas privadas.

También, se destaca una pérdida importante de usuarios en Facebook: sólo el 8% de los encuestados eligieron esta red como la más utilizada. En cambio, Instagram, YouTube y WhatsApp se quedan con el 22% de los perfiles en cada caso.

Respecto de la percepción de riesgo en el uso de Internet, el 56% de los niños considera que los peligros online son escasos. Las imágenes refieren a contenidos sexuales y el ciberbullying pero sólo el 3% señala como un riesgo el acoso por parte de un mayor.

App de control parental

El objetivo detrás de “Family Link” es que los adultos obtengan cierto control sobre el minuto a minuto de los niños en la red. A través de una serie de alarmas, la aplicación detecta el ingreso a páginas peligrosas y emite una señal de alerta cuando aparecen en el navegador palabras bloqueadas como “pornografía”, “sexo” y “drogas”.

Entre sus funciones, el programa permite establecer límites horarios, ver cuánto tiempo permanecen los chicos en cada aplicación y conocer la ubicación del menor con un rastreo por GPS. Otra novedad es que los padres puede supervisar hasta cuatro dispositivos a la vez y obtener informes de actividad actualizados.

Además, existe una funcionalidad que bloquea todas las descargas desde la tienda de Google Play, enviando una notificación a los adultos sobre los programas instalados. (Télam)

Comentarios