La Defensoría del Pueblo espera que los amparos frenen la suba de las tarifas de la luz

Fernando Juri Debo confirmó en "Buen día" que buscarán descomprimir la presión fiscal sobre las pequeñas farmacias.

22 Mar 2018

Los reajustes en las tarifas de los servicios públicos provocaron una catarata de consultas ante la Defensoría del Pueblo de Tucumán, que espera la resolución de un recurso de amparo, presentado hace un mes ante la Justicia Federal, para frenar la suba que afecta a miles de usuarios de toda la provincia.

"Hay una insensibilidad del Gobierno de la Nación. En la última semana hemos tenido más de 500 consultas, con 300 actuaciones por el aumento de la luz. Todos dijeron que no pueden pagar y hacerlo en cuotas no es una solución. Presentamos un amparo en febrero para que se suspenda la quita del subsidio porque no hay racionalidad en el aumento. Los sueldos aumentaron un 20,9 % y la luz y el gas subieron un 700 % y un 1200 "%", reconoció el Defensor del Pueblo Fernando Juri Debo, durante una entrevista concedida a "Buen día", el noticiero matutino de LG Play.

"En un año los sueldos aumentaron en Tucumán en 26%. Que discutamos que eran servicios baratos, puede ser. Pero no podemos pendular entre el populismo y una apertura de mercado extrema porque al medio está el pueblo.

Achicar gastos en el Estado no se puede", se quejó el ombudsman, que recomendó a los usuarios que tengan inconvenientes para pagar las facturas de la luz que primero radiquen su reclamo ante EDET, luego en el Erpset y, finalmente, ante la Defensoría. Así, evitarán el corte del servicio hasta poder resolver el inconveniente.


Crisis del sector farmacéutico

La suba contemplada en el Código Tributario, que en algunos casos alcanzó el 40%, puso contra las cuerdas a muchas farmacias locales e, incluso, en los últimos meses seis debieron bajar las persianas por la falta de rentabilidad. "El remedio tiene un costo fijo. Cuando se les vende a las obras sociales, alrededor del 90%, ellos no pueden trasladar los precios a los remedios. Si les aumentaron los costos, tienen que absorberlos", comentó Juri Debo.

"El gobernador firmó ayer un decreto en el que fija topes para tratar de salvar a la pequeña farmacia. Toda aquella que haya vendido $250.000 pesos mensuales hasta 2016 volvería a la categoría anterior al aumento. Pero como los remedios aumentaron, si la farmacia vende lo mismo que hace dos años, supera ampliamente ese monto", se lamentó el funcionario.

Confiado en encontrarle una salida a la crisis, Juri Debo apeló al diálogo. "Tenemos poder de mediación. Vamos a reunirnos el lunes. A parte de cerrar farmacias y de quedar empleados en la calle, las obras sociales se van a quedar sin remedios", vaticinó el Defensor del Pueblo. 

Comentarios