Volvió el calor y aparecen algunas enfermedades: ¿por qué es importante consumir agua segura?

Potabilizar, almacenar correctamente y no desperdiciarla.

03 Feb 2018
1

En verano suelen aparecer con más frecuencia algunas enfermedades. El uso de agua potable ayuda a prevenir enfermedades diarreicas y el síndrome urémico hemolítico. La misma puede obtenerse del agua suministrada por la red, es decir, agua corriente. Sin embargo, también se puede potabilizar el agua que proviene de pozos, aljibes o cisternas.

Hay que tener en cuenta que muchas veces, a simple vista o por el sabor del líquido, no se puede saber si el agua es segura. Entonces, para ello existen dos opciones:

1. Colocar dos gotas de lavandina por cada litro de agua, y dejarla reposar 30 minutos antes de consumirla.

2. Hervir el agua hasta que salgan burbujas durante tres minutos, y esperar que se enfríe para tomarla.

Además, es importante que si el agua está muy sucia antes de potabilizarla es conveniente filtrarla a través de una tela limpia, para retirarle las impurezas visibles.

Una vez que ya está potabilizada el agua, es fundamental almacenarla correctamente:

-Guardar el agua en bidones limpios y con tapa, preferentemente de plástico, que tengan un pico o boca que permita sacar el agua sin meter recipientes o vasijas que la puedan contaminar.

-Los depósitos de almacenamiento deben estar en lugares donde el agua no pueda ser alterada, lejos del contacto del suelo y fuera del alcance de animales.

-Al vaciarse totalmente, desinfectar los depósitos con lavandina y luego enjuagarlos con agua potable antes de llenarlos otra vez.

-Limpiar el recipiente y cambiar el agua regularmente

Consejos para no desperdiciar el agua:

-No dejar canillas abiertas, goteando, o con pérdidas sin reparar.

-No olvidar la manguera abierta mientras se riega, al limpiar el patio o vereda. Un baldazo antes y otro después son suficientes.

En Esta Nota

San Miguel de Tucumán
Comentarios