En la capital coinciden en la austeridad fiscal

El intendente afirma que ya aplica ahorros.

31 Ene 2018

El deseo de un manejo austero de los fondos públicos unió a Germán Alfaro (Cambiemos) y a Armando Cortalezzi (PJ). Tanto el intendente de la capital como el presidente del Concejo de la ciudad aseguraron que buscarán un presupuesto mesurado.

La coincidencia se produce luego del anuncio del presidente, Mauricio Macri, de reducir en un 25% la estructura de funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional, el congelamiento de los salarios a los cargos jerárquicos y la prohibición de nombrar a familiares de ministros y secretarios de Estado.

En la Municipalidad

Alfaro destacó las medidas anunciadas por el macrismo. Reconoció que su gestión ya trabajaba en el mismo sentido.

“El congelamiento de los salarios a funcionarios jerárquicos es una medida adoptada por el Presidente que busca generar austeridad en el gasto público. Me parece acertada”, ponderó el jefe municipal. Y agregó: “en la Municipalidad ya existe un ahorro precedente a esta decisión, porque los secretarios, subsecretarios y directores perciben salarios muy inferiores a los de la Provincia y de la Nación”, consideró Alfaro. Desde la Secretaría de Economía y Hacienda municipal consignaron a este diario que el salario de un secretario en el municipio ronda los $ 50.000, mientras que el de un director alcanza los $ 40.000. “Las medidas anunciadas por el Presidente ya vienen siendo aplicadas desde el inicio de mi gestión. Además de que la planta de personal no se incrementó”, se jactó Alfaro.

En el Concejo

El presidente del cuerpo vecinal destacó la búsqueda de austeridad del Gobierno nacional, pero se opuso a los despidos.

“Me parece una señal importante la búsqueda de austeridad. Ahora, en cuanto a dejar (por despedir) gente, me parece que habría que estudiar el anuncio. Siempre el impacto más negativo en una administración es tener gente desocupada. Ahí no estoy de acuerdo, porque no deben hacerse ajustes económicos dejando gente sin trabajo, dejando desocupados”, sentó posición Cortalezzi.

El presidente del Concejo indicó que la discusión sobre austeridad debe plasmarse en el análisis del Presupuesto vigente. “El Concejo, en una muestra de austeridad, va a trabajar y funcionar este año con el último presupuesto vigente. Es decir, trabajaremos en 2018 con el mismo monto que se empleó para el año pasado: $ 315 millones. Sabemos que habrá que trabajar responsablemente porque los fondos del año pasado alcanzaron para el pago de sueldos y si empleamos la misma cifra este año no estará contemplada la inflación ni las paritarias”, explicó el ex interventor de La Caja Popular de Ahorros.

El año pasado los concejales mantuvieron un pleito con la Intendencia al momento de aprobar el Presupuesto 2017. El municipio tenía previsto que el total de erogaciones para el funcionamiento interno del Concejo sea de $ 240 millones. Como los fondos ya se habían ejecutado hasta octubre, los ediles fijaron en noviembre, con la presencia del director de Presupuesto del cuerpo, Dardo Orlando Tejeda, entre las bancas, los fondos para funcionamiento del Concejo en $ 318 millones. Sin embargo, Alfaro luego vetó parcialmente el Presupuesto: redujo a $ 240 millones los fondos del cuerpo, y giró $ 75 millones mediante decretos para poder abonar los sueldos.

“Este año el Concejo funcionará con $ 315 millones, la misma cifra que el año pasado”, repitió Cortalezzi, a pesar de que el proyecto de Presupuesto 2018 enviado por el municipio en enero fijó en $ 240 millones las erogaciones del cuerpo vecinal.

Comentarios