Claudio pretende la casa propia y Luis quiere comprar un autito

Hubo dos ganadores, que compartieron el pozo acumulado de $ 200.000

26 Ene 2018
1

TODOS CONTENTOS. Luis Irineo Moya y su esposa (ambos de negro) y Claudio Cortez con su esposa y sus dos hijas.

Los dos se confiesan emocionados y felices. Han venido con sus esposas e hijas a cobrar el premio y desgranan ante LA GACETA los planes que tienen para hacer realidad sus principales sueños. Son los ganadores del pozo acumulado de los Números de Oro, así que se repartirán en partes iguales los $ 200.000 de premio. “Quiero la casa propia. Vivimos con mi madre y quiero tener lo mío. No sé qué voy a hacer exactamente, si comprar un terreno o dar la entrada. Pero con este dinero me puedo acercar para tener mi propio techo”, afirma Claudio Esteban Cortez, empleado del ingenio Concepción, que vive en Alderetes. Cuenta que el martes por la noche, vio al pasar la grilla en LA GACETA.com y se dio cuenta de que con esos números completaba su tarjeta. “Esa noche no pude dormir. Al día siguiente fui a comprar el diario para verificar bien. Y había ganado. Es la primera vez en mi vida que gano un premio”, relata.

“Estoy muy feliz. Después de tantos fracasos que vengo sufriendo, este premio me da mucha alegría”, confiesa Luis Irineo Moya, carpintero de oficio pero actualmente desempleado. “Trabajo en la comuna, barriendo la plaza, por $ 2.000 mensuales; eso no alcanza para nada”, lamenta. Moya vive en Amaicha del Valle y tiene dos nenas. “Cuando ellas se enferman hay que trasladarlas a Concepción o a la capital, porque en Amaicha no hay pediatra, así que estoy pensando en comprar un autito para poder llevarlas al médico”, revela. También le gustaría comprar algunas herramientas de carpintero.

Comentarios