Campero, intendente de Yerba Buena: "con las nuevas autoridades, el Concejo va a funcionar bien"

2

EN CASA DE GOBIERNO. Campero, Jaldo y García conversan mientras colaboradores los escuchan. LA GACETA / NATALIA VIOLA

Después de meses de conflictos, el funcionario se reunió con Ariel García, el legislador que maneja a los concejales de la oposición.

10 Ene 2018

Luego de meses de conflictos en el Concejo Deliberante de Yerba Buena, el intendente de esa ciudad, Mariano Campero, y el legislador radical Ariel García (a él responden los concejales opositores) se reunieron en Casa de Gobierno.

La reunión arrancó pasadas las 13, cuando llegó Campero (García lo esperaba desde las 12, aproximadamente). El vicegobernador Osvaldo Jaldo los recibió y presidió el encuentro.

Campero y García mantienen un enfrentamiento político de larga data. Los concejales que responden al legislador trabaron durante meses la asunción como edil del radical Rodolfo Aranda (quien había sido funcionario de Campero) a tal extremo que la Justicia tuvo que intervenir en el caso.

Los cuatro díscolos del Concejo Deliberante de Yerba Buena, otra vez a la Justicia

En el medio se produjeron varias sesiones escandalosas (en algunas de las cuales hasta hubo peleas y golpes) y muchas otras que cayeron por falta de quórum.

El último gran conflicto fue generado por Benjamín Zelaya, afín a García y quien fuera presidente del cuerpo deliberativo. Este se negó durante varias semanas a llamar a elecciones para renovar las autoridades del Concejo a pesar de que su mandato estaba vencido.

Yerba Buena: un fallo cierra los caminos a la oposición

A principios de diciembre, Jaldo tuvo que intervenir para destrabar la situación. Finalmente, en los últimos días de 2017, los seis concejales afines a Campero lograron sesionar y repartirse las comisiones, pero lo hicieron con la ausencia de los opositores al intendente.

Año no electoral

"En un año no electoral tenemos que dejar de lado todas las diferencias y dedicarnos a la gestión", dijo el intendente Campero a la prensa. Dejó en claro que en la reunión de hoy "no hubo acuerdo" y que no se planteó "nada distinto a una conversación".

"Creo que con las nuevas autoridades, el Concejo va a funcionar bien y hay una agenda legislativa que se está creando de acuerdo a las necesidades de nuestra ciudad, que son innumerables", subrayó Campero, al tiempo que remarcó: "yo puedo colaborar, pero son los 10 concejales los que van a tener que definir los destinos del cuerpo".

Sin validez legal

Por su parte, el legislador García celebró la nueva instancia de diálogo propiciada por Jaldo, y analizó la situación en Yerba Buena. "Uno de los problemas que ha venido teniendo el municipio de Yerba Buena tiene que ver con situaciones irregulares que se han ido generando en el Concejo Deliberante", evaluó.

A diferencia de Campero, García consideró que no tiene validez legal a sesión en la que hubo recambio de autoridades en el Concejo Deliberante yerbabuenense y que asumió el concejal Aranda. "En las últimas reuniones del Concejo Deliberante de Yerba Buena no hubo quórum y se tomaron decisiones que afectan al funcionamiento, como la elección de autoridades, la incorporación de un concejal sin quórum, así como la sanción de ordenanzas que no han sido aprobadas en un marco legal", precisó.

"En este ámbito de diálogo veremos de qué manera podemos abordar este tipo de cuestiones. Dentro de la ley todo, fuera de la ley no lo podemos compartir", adviritió García.

No obstante, recalcó: "el vecino de Yerba Buena debe estar tranquilo de que a través del diálogo vamos a encontrar caminos y soluciones".

Todos los concejales

Entre tanto, el vicegobernador Jaldo opinó que la reunión de hoy "es importante pero no suficiente".

"Se tienen que sentar los 10 concejales de los diferentes espacios políticos,y a partir se podrán empezar a producir hechos concretos", resaltó. 

Luego de meses de conflictos en el Concejo Deliberante de Yerba Buena, el intendente de esa ciudad, Mariano Campero, y el legislador radical Ariel García (a él responden los concejales opositores) se reunieron en Casa de Gobierno.

La reunión arrancó pasadas las 13, cuando llegó Campero (García lo esperaba desde las 12, aproximadamente).  El vicegobernador Osvaldo Jaldo los recibió y presidió el encuentro.

Campero y Jaldo mantienen un enfrentamiento político de larga data. Los concejales que responden al legislador trabajaron durante meses la asunción como edil del radical Rodolfo Aranda (quien había sido funcionario de Campero) a tal extremo que la Justicia tuvo que intervenir en el caso.

En el medio se produjeron varias sesiones escandalosas (en algunas de las cuales hasta hubo peleas y golpes) y muchas otras que cayeron por falta de quórum.

El último gran conflicto fue Benjamín Zelaya, afín a García y quien presidía e cuerpo deliberativo, se negó durante varias semanas a llamar a elecciones para renovar las autoridades

A principios de diciembre, Jaldo tuvo que intervenir para destrabar la situación. Finalmente, en los últimos días de 2017, los seis concejales afines a Campero lograron sesionar y repartirse las comisiones, pero lo hicieron con la ausencia de los opositores al intendente.

Comentarios