La pesadilla que vivió una actriz cuando voló en parapente: "vi la muerte de muy cerca"

Noé Andrada contó la experiencia que vivió en 2016.

08 Ene 2018
1

Andrade compartió la experiencia que le tocó vivir.

Noé Andrade es actriz y especialista en danzas aéreas con arneses. Está acostumbrada a estar en el aire la mayor parte del tiempo y una de las experiencias más jugadas que vivió fue tirarse de un paracaídas. Sin embargo, jamás se imaginó que volar en parapente se convirtiría en una pesadilla.

Todo ocurrió el 6 de enero de 2016, según relató Andrade. Inició el vuelo biplaza al mismo tiempo que su amigo, con otro piloto. Sorpresivamente un piloto que llevaba a otro pasajero se posó sobre la vela del parapente que la transportaba a ella. Luego se alejó. A los pocos minutos volvió a hacerlo, pero esta vez se enredó en la tela.

Según relató la actriz a LA GACETA, el piloto que la llevaba realizó una serie de acrobacias arriesgadas para poder tomar el control del parapente y tuvo que soltar un paracaídas para poder aterrizar.

“Ese juego ¿fue una demostración o vanidad hacia su pasajero de su audacia? ¿Juegos entre mi piloto y él? ¿Ambas cosas? ¿Se justifica arriesgar 4 vidas de este modo ilógico?”, se preguntó Andrade en una publicación que hizo en las redes sociales luego de que se conociera la muerta de Natalia Vargas, la médica que cayó de 100 metros de altura hace una semana.

"No me alcanzarían cien páginas para relatar las cosas que se me pasaban por la cabeza. Vi la muerte muy de cerca. Solo pensaba en caer de la mejor forma”, comentó.

Andrade dijo que durante la caída se le salió el casco y que cayeron sobre un árbol. El parapente y el paracaídas quedaron enganchados. Ellos, en medio del monte. El viaje que debería haber terminado a los 15 minutos duró tres horas y media.

“Todo está grabado en una Go Pro y jamás me permitieron acceder al material”, manifestó a LA GACETA.

La mujer comentó que tuvo varias lesiones que hoy la condicionan en su trabajo y que en ese momento le devolvieron el dinero y le ofrecieron vuelos gratis, que ella no aceptó.

“No dije nada ni realicé denuncias porque mi madre estaba muy enferma y no quería que se entere. Hoy es importante que salga a la luz. Las buenas intenciones no son suficientes en estos deportes”, sentenció Andrade.

En Esta Nota

Loma Bola
Comentarios