Bandas tucumanas miran cada vez más a Salta para poder seguir delinquiendo

Las autoridades policiales de la vecina provincia confirmaron que lograron desarticular cuatro asociaciones que cometían ilícitos. Detuvieron a 19 personas acusadas de homicidio, hurto y robo. La Policía tucumana colaboró en algunas investigaciones

23 Dic 2017
1

EN PLENO ALLANAMIENTO. Los policías salteños y tucumanos realizaron varias medidas en conjunto para detener a los acusados de varios hechos.

En menos de siete meses, la Policía de Salta detuvo a cuatro bandas tucumanas que habrían elegido ese destino para seguir con su carrera delictiva. En total, según informó la fuerza de esa provincia, se detuvieron a por lo menos 19 personas que estuvieron involucrados en homicidios, asaltos y hurtos. Todos los arrestados tienen antecedentes en estas tierras. También secuestraron armas, celulares, automóviles de alta gama y hasta una granada.

El caso más grave ocurrió en Orán. Los pesquisas salteños detuvieron a dos tucumanos que estuvieron involucrados en un caso de sicariato. Un tal “Pájaro” y un colega, oriundos de Villa 9 de Julio, quedaron involucrados en la tentativa de homicidio de Adrián Gerónimo (sobrevivió a los cuatro disparos que recibió) y el crimen de Raúl Fernando “Lalo” Martínez, ocurrido por una guerra entre grupos narcos que se habían producido en esa localidad.

Personal de la División General de Investigaciones de Salta sospechó que una de las dos bandas había contratado los servicios de sicarios tucumanos para eliminar a los rivales. Durante varios días estuvieron en la provincia para, junto a los efectivos de la división Búsqueda y Captura de Prófugos, realizar tareas de inteligencia. Los efectivos norteños les avisaron cuando los sospechosos viajaron hacia Orán y los detuvieron cuando estaban por llegar a esa ciudad para, según se cree, un nuevo ataque.

“Este es el caso más polémico que tuvimos. No sólo porque no hay muchos antecedentes, sino porque a partir de allí comenzamos a cambiar el sistema de investigaciones sobre la participación de tucumanos en delitos en estas tierras”, comentó el comisario general Emilio Albornoz, jefe de Investigaciones de la vecina provincia.

Sin embargo, los investigadores salteños creen que el mayor logro fue desarticular una banda de asaltantes de esta provincia. “Los detuvimos justo cuando estaban por realizar un asalto a un conocido frigorífico de la capital. No sólo evitamos que se lleven un botín millonario, sino que además podrían haber resultado lastimados sus empleados, ya que estamos hablando de un grupo sumamente violento”, destacó Albornoz en una charla con LA GACETA.

“El Tucumano Jaime” fue acusado de ser el líder del grupo que ya habría cometido varios atracos en esa provincia. Estaba cumpliendo una condena por robo agravado, pero como ya había cumplido más de la mitad de la pena, podía salir de la cárcel de lunes a viernes, de 8 a 19. Ese tiempo, según se cree, lo habría utilizado para estudiar a posibles víctimas. Cuando tenía todo el plan listo, llamaba a cuatro comprovincianos para realizar el trabajo. Todos fueron apresados cuando estaban por cometer el gran golpe.

Otra banda que incursionó en Salta fue la de los inhibidores de alarma de automóviles. Al menos cuatro tucumanos fueron detenidos por utilizar ese sistema de bloqueo de alarmas para poder robar dentro de los vehículos. “Este fue un caso bastante particular porque este tipo de ilícito se detectó en no más de cuatro provincias. Tuvimos que hacer todo un trabajo de seguimiento para poder dar con ellos”, sostuvo el comisario Albornoz, que también reconoció que la división de Delitos Telemáticos colaboró en la pesquisa.

Las calles de “La Linda”, como la de cualquier ciudad del país, son invadidas por la gente que hace las compras para las fiestas de fin de año. Es el momento buscado por las “mecheras” y “carteristas” para robar. Y, según informó el comisario Albornoz, hubo cinco tucumanos detenidos (cuatro hombres y una mujer) que fueron aprehendidas por cometer estos ilícitos.

“Nuestra provincia cuenta con un sistema que reconoce las personas que tienen antecedentes. Cuando las encontramos, las vigilamos y estamos atentos a sus movimientos. Si cometen algún delito, se las detiene inmediatamente”, señaló Albornoz. El jefe de Investigaciones salteño consideró clave la tecnología, pero también señaló que es importante otro punto: “lo mejor es trabajar de manera coordinada con los colegas tucumanos”. “Cuando lo hicimos, conseguimos grandes resultados”, destacó.

Comentarios