La voz de los padres se integrará a la mesa de consejo del ministro

Tal como se hizo este año con el G21 (gabinete estudiantil), en 2018 se sumará a la familia. Apoyo escolar para rendir las materias.

23 Dic 2017
1

“EDUCAR CON VALORES”. Concepto central de Juan Pablo Lichtmajer.

Paz, justicia y planificación son los valores que rescata el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, del año que se va. Como novedad para 2018 destaca que por primera vez en muchos años, el 5 de marzo los chicos estarán sentados en el curso que les corresponde. Esto debido a que se eliminaron las mesas de exámenes de marzo y la última opción de rendir materias pendientes será en febrero. Según Lichtmajer, de este modo las escuelas estarán organizadas a fines de febrero ya que la mesa extra de mediados de marzo, después del inicio de las clases, complicaba la organización de las instituciones. Y también a los padres que, en algunos casos, se veían obligados a inscribir a sus hijos en dos escuelas, por si quedaban de curso en un establecimiento que no aceptara repitentes.

El ministro subrayó que, además de la planificación, la eliminación de esa mesa de exámenes extra tiene que ver con volver a la cultura del esfuerzo y a la existencia de límites. “Si bien sacamos una mesa extra, porque entendemos que ya no es necesaria, vamos a desplegar un abanico de horas de consulta para que los chicos puedan rendir bien sus exámenes. Esperamos que las aprovechen. Los docentes estarán en las escuelas esperando a los alumnos. Les pedimos a los padres que alienten a sus hijos a ir a las horas de consulta, a que lean y estudien las materias y vayan con preguntas y dudas al profesor para que los guíe”, recomendó.

Participación

El funcionario considera que la familia es la parte que falta incluir en la escuela y que se debe dar participación a los padres en el diseño de las políticas educativas. Ese es el próximo paso del área a su cargo. “Queremos hacer algo similar a lo que hicimos con el G 21, que es el gabinete estudiantil. Es decir, vamos a seguir el modelo ateniense, participativo, que atiende a la diversidad geográfica, cultural, de identidades. Sumar a los padres es generar una red de consensos profundos. Los padres también tenemos mucha responsabilidad en la escuela de nuestros hijos, no sólo los docentes”, enfatizó.

El programa de Escuela y Familia será el espacio de diálogo donde estarán representados los padres, en su mayor diversidad. “En ese diálogo vamos a buscar la participación en el marco de que los valores son centrales en la educación. Este programa nos permitirá sumar voces que hacen a la vida cotidiana de la escuela”.

Como ya hay grupos fuertes de padres, en especial alrededor de las instituciones educativas destinadas a chicos con discapacidad, se organizará esos grupos para darle un orden al diálogo. El ministro dijo que de esa manera se quiere volver al concepto de comunidad educativa, formada por alumnos, docentes y padres, pero con el formato del siglo XXI. “La escuela necesita mucho de la familia y la familia de la escuela”, advirtió.

El 2018 llegará también con un nuevo congreso internacional de Educación, como el que hubo en 2017, y con la Primera Olimpíada Nacional de Matemática en el marco del plan de promoción de las ciencias. También continuará el programa de capacitación gratuita Formar y se avanzará en la concentración horaria en el secundario, para que los profesores tengan la mayor cantidad de horas en una sola escuela. “Haremos una ingeniería de cargos, pero sin forzar nada”, aclaró.

Tucumán cuenta con 36.000 docentes, 500.000 alumnos, de los cuales 40.000 son adultos, y 2.000 escuelas. El 25% del presupuesto de la Provincia se invierte en Educación. Lichtmajer dijo que espera comenzar y terminar 2018 con diálogo y en paz.

Nivel inicial
Se espera el apoyo de la nación para avanzar
En Tucumán casi todas las escuelas cuentan con jardín de infantes para chicos de cinco años y más de un 75% para niños de cuatro años. Pero el jardín de tres años es todavía una deuda. “Si bien la Nación impulsó la ley, para cumplirla hace falta una inversión en infraestructura. Todavía estamos muy lejos del nivel de inversión que esto requiere. Tucumán ya envió los proyectos que nos pidieron sobre terrenos disponibles. Pero necesitamos un apoyo más contundente del Gobierno nacional. Solos no podemos”, dijo Lichtmajer.
> Nivel inicial
Se espera el apoyo de la Nación para avanzar

En Tucumán casi todas las escuelas cuentan con jardín de infantes para chicos de cinco años y más de un 75% para niños de cuatro años. Pero el jardín de tres años es todavía una deuda. “Si bien la Nación impulsó la ley, para cumplirla hace falta una inversión en infraestructura. Todavía estamos muy lejos del nivel de inversión que esto requiere. Tucumán ya envió los proyectos que nos pidieron sobre terrenos disponibles. Pero necesitamos un apoyo más contundente del Gobierno nacional. Solos no podemos”, dijo Lichtmajer.

Comentarios