Atlético se fue con la frente en alto

“Ya está, hay que mirar hacia adelante”, pidió el presidente Mario Leito.

10 Dic 2017
1

PREMIACIÓN. Gervasio Núñez ya recibió la medalla y encabeza la fila india de los jugadores “decanos”, mientras que Favio Álvarez recibe el saludo de los organizadores. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA (ENVIADO ESPECIAL)

MENDOZA (Enviados especiales).- La fila india de caras largas en la delegación de Atlético describe lo que realmente le sucede al grupo, a los dirigentes, a los hinchas, a todos los que alentaron por el “Decano”: haber estado tan cerca pero tan lejos del título duele tanto que reconocer todo lo que se hizo en año histórico, cuesta horrores.

Pero si algo tuvo el grupo fue apoyo y contención. Temprano en la mañana de ayer, el resto de los futbolistas que integran el plantel profesional de Atlético sorprendieron a sus compañeros llegándose hasta la concentración. Allí buscaron amenizar un previa que pasó volando y que culminó con el plantel unido a un costado del de River, al que las luces y el escenario preparado para condecorar al campeón de la Copa Argentina iluminó.

“No hay nada que reprocharles, al contrario. Fuimos al vestuario a agradecerle a los jugadores por todo lo dado, por su esfuerzo en lo que fue para nosotros una temporada maravillosa”, sostuvo el presidente Mario Leito en las escalinatas que dan salida a la puerta de acceso del vestuario visitante del estadio “Malvinas Argentinas”. “Puede sonar algo contradictorio que digamos que estamos felices, porque nadie está feliz después de haber perdido una final, pero lo nuestro va más allá de este partido. Estamos felices por todo lo que concretamos antes”, agregó Leito.

Entre los jugadores hubo dos buenas nuevas también. Emanuel Molina ya fue habilitado para jugar, tras haber estado suspendido por doping. Desde el próximo 6 de enero de 2018, el “Mago” podrá volver a frotar la lámpara. Lo mismo sucede con Matías Ballini, a quien se le dio el alta médica luego de superar una segunda recuperación de rotura de ligamentos. Está para hacer fútbol en cualquier momento.

“Son más buenas noticias”, insiste Leito, que borra el mal trago con el calendario de desafíos que le depara el próximo semestre al “Decano”. En realidad, en los primeros tres meses de competencia, es decir a partir de febrero, Atlético jugará prácticamente tres partidos por semana. “Serán 21 en tres meses”, suspira Leito.

Sortean la Libertadores

Y así como llegaron como factor sorpresa, los no convocados se quedaron a la par de sus compañeros. Estuvieron a la par asimilando esta dolorosa procesión que fue no haber podido ganar la Copa Argentina. “Ya está, hay que mirar hacia adelante”, pidió Leito sabiendo que ayer mismo los jugadores empezaron sus vacaciones. “Volveremos con todas las pilas cargadas y con la esperanza de volver hacer lo que hicimos este año o mejorarlo, incluso”, se ilusiona Leito, que el próximo 20 del corriente mes estará en Paraguay en el sorteo de la Copa Libertadores, una copa que conoce y en la que ya dejó su huella también.

Comentarios