"Será difícil rastrear el ARA San Juan si está en el fondo del mar", dijo un ex submarinista tucumano

A casi dos semanas de la pérdida de contacto con el navío, todavía no hay indicios del buque con 44 tripulantes argentinos.

28 Nov 2017
2

ARA SAN JUAN. El submarino desapareció hace 13 días. . ARCHIVO

El tiempo pasa y la incertidumbre por la falta de contacto con el submarino ARA San Juan es cada vez más grande. A medida que los días corren, surgen nuevos interrogantes y distintas hipótesis. Sin embargo, hasta el momento, no hay nada concreto para saber qué pudo haber pasado.

Marcelo Almaraz, ex submarinista de la Armada argentina, es tucumano y prestó servicios en la Marina durante 20 años. Fue compañero de Pedro Martín Fernández, -el comandante del ARA San Juan- y, sobre la base de su experiencia, contó que es posible que se haya producido una falla eléctrica tras reportarse la avería en las baterías del submarino.

"Esta falla mecánica podría apagar tanto los motores como el sistema de comunicación. El submarino queda a oscuras y sin propulsión y posiblemente pueda estar hundido a varios metros de profundidad", explica en una charla con LA GACETA. Y agrega: "si es así, la supervivencia pasa a ser crítica; igualmente todos los tripulantes están preparados para estas situaciones".

El mensaje esperanzador de la esposa de uno de los submarinistas tucumanos: "prefiero pensar que van a volver"

"Si el submarino está hundido, pero todavía está intacto, tendrán de una semana a 10 días de oxígeno", dijo Almaraz. "Es probable que ante esto el capitán establezca rutinas para estar lo más cómodos y en estado de reposo; además se apoyan unos a otros mientras esperan el rescate", agregó.



Algo que le preocupa a Almaraz es cómo harán para encontrar al submarino, ya que están diseñados para ser difíciles de detectar, porque suelen participar en operaciones secretas de vigilancia. "Es difícil rastrear un submarino si se encuentra 'descansando' en el fondo del mar, dado que no hace ningún 'ruido'. Hay que tener confianza de que están bien los 44", resaltó.

Almaraz navegó mayormente en el submarino Salta, pero también lo hizo en el San Juan. En sus tiempos, viajaba entre 180 y 200 días al año, y a pesar de que debió atravesar situaciones complicadas, nunca imaginó que pudiera ocurrir algo como lo que le sucedió a la tripulación del San Juan.

Demoras en el parte

La conferencia estaba prevista para las 10 pero arrancó minutos después de las 12. 

Lo que se sabe es que se intensifica el operativo de búsqueda del ARA San Juan: se traslada hacia la zona de búsqueda la corbeta Robinson, de la Armada. El buque carga con un pequeño robot ruso que tiene el tamaño de un grupo electrógeno y puede operar a una profundidad de entre 500 y 600 metros.

Para esta semana se prevé, además, que se incorpore el poderoso minisubmarino ruso Pantera Plus, que se opera a control remoto, tiene cámaras de video y puede sumergirse hasta 1.000 metros. Tiene dos brazos mecánicos, capaces de cortar cables o estructuras de metal y hasta de conectar mangueras a un submarino para suministrar provisiones.

Ayer se conoció el último mensaje que envió el submarino antes de desaparecer, el 15 de noviembre pasado con 44 tripulantes a bordo. "Ingreso de agua de mar por sistema de ventilación al tanque de baterías N°3 ocasionó cortocircuito y principio de incendio en el balcón de barras de baterías. Baterías de proa fuera de servicio. Al momento en inmersión propulsando con circuito dividido. Sin novedades de personal mantendré informado", indicó el reporte.



En el impresionante operativo por la búsqueda del desaparecido navío de la Armada participan 14 embarcaciones y diez aeronaves con una fuerte ayuda internacional, de países como Estados Unidos, Gran Bretaña y Rusia.

Comentarios