La explosión en el submarino podría haberse debido a un exceso de hidrógeno

La Armada investiga la filtración de los datos.

29 Nov 2017
1

FOTO ARCHIVO.

BUENOS AIRES.- La Armada informó ayer que, a 13 días de su desaparición, aún no hay indicios del ARA San Juan y sostuvo que “son horas críticas, de tensión”.

“Hay angustia y preocupación”, dijo el vocero de la Armada, Enrique Balbi, en la única conferencia de prensa del día desde el Edificio Libertad para informar sobre el operativo de búsqueda. En ese marco, Balbi afirmó que el buque noruego Sophie Siem, que transporta un minisubmarino estadounidense, todavía no arribó a la zona de búsqueda y que recién lo estaría haciendo hoy a la mañana.

Video: cómo fue la reparación del ARA San Juan, el submarino que lleva 13 días desaparecido

Por otra parte, el vocero negó que la filtración de una comunicación del comandante indicando averías en la nave haya provenido de la Armada. Es que el lunes se difundió en el canal A24 un parte oficial firmado por el comandante de la Fuerza de Submarinos, capitán de navío Claudio Javier Villamide, en el que se daba cuenta del último mensaje enviado desde el San Juan. El navío había sufrido el “ingreso de agua de mar por sistema de ventilación al tanque de baterías”, lo que ocasionó un “cortocircuito y principio de incendio”, lo que provocó que las baterías de proa (parte delantera) quedaran fuera de servicio.

Balbi afirmó que la Armada “no filtró” el texto, ya que implicaría “vulnerar la ley de confidencialidad”, e informó que se iniciaron “actuaciones administrativas” para investigar cómo se filtró el mensaje, al tiempo que destacó que su contenido “confirma lo que venimos comentando hace una semana”.

"Este era su último viaje en el submarino", reveló la madre del comandante tucumano del ARA San Juan

La agencia Reuters informó, por su parte, que Balbi dijo lo siguiente: “interpretamos que la explosión (detectada en el mar y en la zona donde navegaba el submarino) se debió a una concentración de hidrógeno”. El portavoz explicó “que las baterías eléctricas del navío generan constantemente ese elemento químico, el cual debe ser expelido de la nave porque es potencialmente explosivo”. (Télam/Reuters)

Comentarios