La UIF pidió la suspensión de varias empresas de los Ale

El organismo había solicitado penas y multas.

27 Nov 2017
1

TRIBUNAL FEDERAL. El juicio contra el clan Ale ingresó a la etapa final. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

Los abogados de la Unidad de Información Financiera (UIF), además de pedir duras penas y multas por $ 300 millones a los integrantes del Clan Ale durante el juicio oral, decidieron ir en contra de los bienes de los principales imputados.

Luego de sus alegatos, Martín Olari Ugrotte y Gabriel Merolla, abogados de la UIF, pidieron al Tribunal que ordene la suspensión por ocho años de las empresas Cinco Estrellas SRL y Point Limits SRL. En tanto, solicitaron que la firma Leonel SRL fuera dada de baja definitivamente. La Gerenciadora del NOA no fue tenida en cuenta en este pedido por haber sido disuelta años atrás.

El planteo realizado por los abogados de la UIF, y respaldado por las abogadas María Lucía Trabadelo y Mónica Molina, quienes representaron a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), tiene su razón de ser. Durante su exposición, aseguraron que Ángel “El Mono” Ale y Rubén “La Chancha” Ale utilizaban empresas para ingresar al sistema financiero dinero proveniente de negocios ilícitos como la explotación sexual de mujeres, tráfico de estupefacientes, compra y venta de cheques, otorgar préstamos que luego eran cobrados a la fuerza, usurpación de bienes y robo de cosechas. A ambos les pidieron penas de hasta 20 años y multas por $ 106 millones y $ 124 millones, que representan 10 veces los montos que habrían lavado en el tiempo que fueron investigados.

La empresa Cinco Estrellas está a nombre de María Florencia Cuño, actual pareja de “La Chancha”, y del hijo de Rubén Ale con María Jesús Rivero. Este declaró en tribunales que él no trabajaba allí y que nunca había tomado decisión algunas sobre la empresa. Cuño, por haber prestado su nombre, si prosperan los pedidos realizados por el Tribunal, podría recibir una pena de hasta nueve años y afrontar una multa de $15 millones.

Point Limits es el nombre de la empresa que tiene “El Mono” Ale para administrar las casas de juego que vienen explotando desde hace mucho tiempo. Él, junto a su esposa Viviana Acosta (que no está imputada en esta causa) aparecen como los socios mayoritarios

Los abogados de ambos organismos también dijeron que Leonel SRL, firma que estaba a nombre de Fabián González y de su esposa Julia Esther Piccone, habría sido en realidad de “La Chancha” Ale. Por esta acción, a González le pidieron una condena de hasta 18 años y que se le dicte una multa de $ 44 millones, en tanto su pareja podría ser condenada a siete años y afrontar una multa de $ 38 millones.

Decomiso

Olari Ugrotte también solicitó al tribunal integrado por Alicia Noli, Gabriel Eduardo Casas y Domingo José Batule, el decomiso de 62 armas de fuego, $ 1,5 millones que fueron encontrados en diferentes cuentas bancarias, 148 vehículos y motos y 46 inmuebles.

“Tanto para la aplicación de las multas como los decomisos, solicitamos la formación de incidentes donde lleve a cabo la individualización de bienes que podrían estar en cabeza de los investigados, más allá de los que actualmente se encuentran embargados, y para el caso que no fueren suficientes se dispongan medidas de inhibición general de bienes y se inscriban en los diversos registros de bienes muebles e inmuebles”, solicitaron.

Comentarios