Copa Argentina: las razones por las que será difícil cambiar la sede de Formosa

A pesar de los deseos de tucumanos y rosarinos por jugar en Córdoba, un acuerdo previo sellaría el destino del partido.

01 Nov 2017
1

Estario Antonio Romero, de Formosa. FOTO TOMADA DE DNISALTA.COM

Con los sueños puestos en levantar el segundo torneo nacional más importante del calendario, el próximo viernes 10, Atlético y Rosario Central buscarán meterse en la final de la Copa Argentina. A pesar de los reclamos de la dirigencia tucumana, desde la organización confirmaron que la sede del juego será Formosa. ¿Por qué no se podrá mudar la llave a Córdoba?

Los representantes de ambos clubes manifestaron sus preocupaciones ante la posibilidad cierta de que las hinchadas se crucen en la ruta 11, durante los últimos 176 kilómetros que separan Resistencia de la capital formoseña.

Sin embargo, el contrato firmado por la Gobernación, la Liga Formoseña y Torneos y Competencias, firma organizadora del certámen, establecen que Mendoza y Formosa serán las sedes de los partidos de las llaves semifinales.

En el inicio de la Copa Argentina se anunció que siete partidos debían jugarse, durante la fase final, en el estadio Antonio Romero, con capacidad para 23.000 personas. Este año ya se disputaron ahí seis encuentros, entre los que se destacan las goleadas de Boca sobre Gimnasia y Tiro (treintaidosavos de final) y la de River ante Defensa y Justicia (octavos de final).

Otro de los puntos a tener en cuenta es que Formosa ya fue sede, en 2016, de una de las semifinales y recibió a Rosario Central y a Belgrano, cuyas hinchadas debieron cubir el mismo trayacto por la ruta 11 que ahora deberán hacer los tucumanos de Atlético. En esa ocasión, no hubo hechos de violencia en la previa del juego aunque sí se registró una violenta represión por parte de la Policía formoseña contra los simpatizantes del "Pirata" cordobés.

La segunda sede elegida para las semifinales es Mendoza, que ya fue sede de tres partidos y en dos tuvo a Boca como protagonista. En esta edición, River recorrió las sedes de Salta, Mar del Plata, Formosa, San Juan y ahora deberá hacerlo en el Malvinas Argentinas mendocino.

Por todo esto, la chance de mudar Atlético-Central a otro estadio, por ejemplo el Mario Kempes de Córdoba, parece cada vez más difícil, aunque los dirigentes tucumanos prometieron un último esfuerzo.

Comentarios