El "Bebé" Acosta ya piensa en River

El ahora defensor de Atlético puso su cabeza en el partido del domingo, en el Monumental de Núñez.

09 Oct 2017
1

DE TODA LA CANCHA. Desde su arribo hace cinco años, Acosta jugó de volante en varios sectores y también de defensor. la gaceta / foto de héctor peralta (archivo)

Esta extensa previa entre Atlético y River fue a puro golpe de efecto. El primero en mandar el aviso de que su viaje a Núñez, el próximo domingo a las 18.05, no será de placer fue el “Decano”, con el 4-0 sobre Sarmiento el miércoles pasado, por la Copa Argentina. Claro está, “Millonario” hizo lo propio en los octavos de final del torneo pero desde Formosa, el sábado. No se mancó. Allí le dio una linda lección de fútbol a Defensa y Justicia (3-0), además de responder con goles el acuse recibo virtual del “Decano”.

El “vamos por todo” dicho por Guillermo Acosta después de la goleada a los de Junín clarifica aún más las aguas de Atlético, que según sus integrantes, dice haber pasado la peor parte del calendario y ahora se siente a pleno como para ganarlo todo.

A eso apuntó “BB” desde Salta. Atlético, cuya prioridad es la Superliga, no solo se conforma con ese objetivo. Quiere todo. Pero primero lo primero, y esa parada está en Núñez, una tierra que le trae buenos recuerdos a algunos futbolistas, caso Luis Rodríguez. No hace mucho tiempo, el 13 de noviembre de 2011, “Pulguita” y César Montiglio enmudecían al Monumental de River con un lapidario 2-0 favorable, por la B Nacional.

Esa fue la última victoria de los de 25 de Mayo y Chile sobre los ahora dirigidos por Marcelo Gallardo, porque después llegaron dos caídas, 4-2, también por la B, y 3-0, en mayo pasado por el Torneo de Primera. Las dos en el “José Fierro”. O sea, la última vez que Atlético cayó en casa de su futuro anfitrión fue el 11 noviembre de 2009: cayó 3-1.

Vientos de cambio

Los goles anotados en Salta suponen un analgésico para el “decano” y a la vez un motivo de preocupación para los centrales de River. Ya no se tratará solo de anular “Pulguita”. En el “Padre Ernesto Martearena”, Ismael Blanco, Hernán Hechalar y Alejandro Melo festejaron por primera vez.

“Sabíamos que teníamos que ganar. Después del primer gol comenzamos a trabajar bien el partido”, explica Acosta, ahora lejos del área rival pero siempre enfocado a dar lo mejor de sí en beneficio del equipo.

“Bebe”, hombre de gol también en el pasado, ahora cumple un rol más de marca. Ricardo Zielinski lo usa de lateral derecho. “Me costó al principio porque no soy mucho de marcar. Pero todo se aprende y si sirvo en esa posición, bienvenido sea para el equipo. Lo importante acá es que sigamos ganando”, cerró Acosta, el que lo quiere todo.

Comentarios