Seis evidencias que hacen sospechar que Nisman fue asesinado

El informe elaborado por la fuerza de seguridad será entregado al fiscal Taiano a fin de mes.

14 Sep 2017
1

ALBERTO NISMAN. Un cuadro con la foto del fiscal durante una manifestación para pedir que se esclarezca su muerte. FOTO TOMADA DE CLARIN.COM

La Gendarmería Nacional le entregará a la Justicia a fin de este mes el informe con las conclusiones recogidas en torno a la reconstrucción de la muerte del fiscal Alberto Nisman, quien fue encontrado en el baño de su casa muerto de un disparo en la cabeza el 18 de enero de 2015.

Aunque algunas fuentes vinculadas a la investigación aseguraron que el informe dirá que "Nisman no se suicidó", el fiscal Eduardo Taiano, que fue quien ordenó el informe, todavía no recibió las conclusiones, según informaron fuentes judiciales.

El informe -elaborado por una la junta interdisciplinaria compuesta por 23 especialistas de Gendarmería y por peritos de parte- será entregado después del 20 de septiembre, según informaron fuentes con despacho en los tribunales de Comodoro Py, publicó la agencia Télam.

Las evidencias que tuvieron en cuenta los gendarmes son las siguientes:

1. Se hicieron tres pericias (en La Plata y Salta) que comprobaron que el arma usada para matarlo deja residuos de disparo, mientras que no encontraron ningún resto de pólvora en Nisman cuando revisaron su cadáver.

2. El arma fue encontrada en la puerta del baño al lado del cuerpo, lo que demuestra que le dispararon y tiraron la pistola junto al cadáver.

3. El disparo fue hecho detrás de la oreja y en forma perpendicular, y no se apoyó el caño. Ese no es un procedimiento habitual en un suicida. No hay forma física de hacerlo.

4. Nisman tenía un golpe en la pierna izquierda y otro en la cabeza. Son golpes profesionales para reducir a una víctima, que no encuadran en una hipótesis de suicidio.

5. Se encontraron restos de Ketamina, una sustancia usada para apaciguar a una probable víctima. No se hallaron rastros de esta sustancia en la vivienda que utilizaba el fiscal federal.

6. Nisman recibía en su departamento a la madre, a las dos hijas, a sus dos secretarios, a la señora del personal doméstico, a sus custodios, a sus amigos y a Lagomarsino. Tras conocerse su muerte, se hizo una pericia para recoger huellas, y solo se encontraron dos muestras que pertenecían al fiscal asesinado. Y nada más. Es decir: los asesinos de Nisman limpiaron todas las huellas.


Comentarios