Quedó libre el hombre que conducía a contramano, pero no podrá manejar por un mes

El jefe de Policía ordenó un arresto por contravención de 30 días, pero el detenido los conmutó con el pago de una multa de $ 2.400.

30 Ago 2017
1

DAÑOS. La camioneta muestra golpes en la luminaria y la carrocería. la gaceta / fotos de JORGE OLMOS SGROSSO

Un poco antes de que se cumplieran las 48 horas de detención -plazo que tenía la Policía para decidir su situación- José Javier Martínez de Goñi fue notificado de que el jefe de la fuerza, Dante Bustamante, había decidido darle la pena contravencional más fuerte: 30 días de arresto. Sin embargo, por ley, cada una de estas jornadas puede conmutarse por el pago de $ 80. Ayer por la mañana, el hombre que condujo en contramano por la autopista de la ruta 9 pagó los $ 2.400 y quedó libre, según confirmó su abogado Juan Colombres Garmendia (h). Además, fuentes policiales comentaron que Bustamante también decidió retenerle el carnet de conducir por un mes.

“Ahora se encuentra siendo contenido por su familia y está dispuesto a acatar las resoluciones. No puedo brindar más detalles del caso”, explicó el defensor. El hombre de 34 años también deberá afrontar multas por falta de matafuegos en la camioneta, por tener documentación vencida y por haber recorrido varios kilómetros de una ruta nacional a contramano.

Estas medidas fueron decididas por la Policía porque la fiscalía de turno había ordenado que no se tomaran medidas en su contra. Sin embargo, ahora la Justicia deberá investigar el caso, porque existen cuatro denuncias en contra de Martínez de Goñi.

Ante la confirmación de la liberación del conductor, LA GACETA se dirigió a la dirección que aparece como su domicilio en los partes policiales. Allí, un joven que no se identificó dijo que el conductor no vive ahí, que se había tratado de una equivocación, y que esta situación le estaba trayendo problemas. “Eso salió en algunos medios y hasta me escracharon en grupos de WhatsApp y no tuve nada que ver. Acá vive otra familia. Ni siquiera está la chata esa que aparece en las fotos”, explicó, mientras mostraba su patio.

Los vecinos de la zona consultados no supieron confirmar si el hombre vivía en el barrio. “Es que en estos lugares cada casa es un mundo, nadie se da mucha bola con los vecinos”, comentó Juan Carlos. “Si el muchacho vive por acá, habrá tenido siempre un perfil bajo, porque no recuerdo haberlo visto nunca”, agregó Roberto.
Comentarios