Una aplicación en celulares lleva los ritmos a la partitura

El proyecto de Raúl Rodrigues, ganador de un premio Grammy, clasificará en una biblioteca digital las tendencias musicales.

11 Jul 2017
1

EMPRENDEDOR. El percusionista brasileño Raúl Rodrigues está radicado hace años en Tucumán donde también desarrolla su faceta de investigador. Foto de facebook Raúl Rodrigues.-

Raúl Rodrigues es un brasileño que reside en Tucumán desde 2015, y ahora ganó un premio de la Fundación Cultural Latin Grammy por su proyecto de colección de ritmos latinoamericanos: el Batuca.

¿Qué es? Se trata de una biblioteca digital que traduce la música en partitura y clasifica los géneros y las tendencias musicales automáticamente. Está dirigida a los músicos de todos los niveles, en especial a bateristas y percusionistas.

Rodrigues está orgulloso de su proyecto, que es ambicioso, y de haber obtenido este Grammy para la investigación, para la que tiene un plazo de un año para desarrollarla. Fue uno de los organizadores del Carnaval en Yerba Buena y enseña batucadas. “Vuelvo para Brasil cada seis meses por mi laburo, así que no tengo mucho tiempo para extrañar. Hace seis años armé una escuela de música y sigo trabajando con eso”, le contó a LA GACETA durante una entrevista.

- ¿Sos músico y emprendedor?     

- Por muchos años me dediqué a la música con el objetivo de ser instrumentista; estudié batería en un gran conservatorio y en la mejor universidad de música de Brasil. Me iba bien en este camino, pero nunca pude contener mi deseo por emprender. Desde chico siempre fui el que manejaba los grupos, organizaba las juntadas y creaba proyectos. Terminé haciendo otra capacitación en emprendedorismo, pero ahora siento que la música es un proyecto más en mi vida. Ahora estoy a pleno con Yunga, nuestro estudio de animación en Yerba Buena, y el Batuca.

- ¿Y de dónde viene el Batuca?

Es una larga historia. Siempre me gustó crear sistemas de clasificación de las cosas y mientras estudiaba en la universidad hice una larga investigación sobre los ritmos del Candomblé de Brasil (candomblé es una religión afrobrasileña donde hay mucha música de percusión), y después de mucho estudio me encontré con un material imposible de clasificar en un sistema y mucho menos estructurarlo. La música popular, sobre todo la folclórica, cobra vida con las variaciones aportadas por cada persona que la hace, pero al sistematizarla en patrones, como hacen los métodos de enseñanza, la reduce y empobrece. La única manera de clasificarla sería de creando un sistema que pudiera registrar todo y automáticamente analizar las tendencias y variaciones. Este es mi plan con el Batuca.

- ¿Vos también lo programás?

- No, la programación es un arte que todavía no domino. Tengo un socio que es un gran programador en computación musical.

- Explicanos cómo funciona el Batuca en la práctica.

Es una aplicación para celulares que funciona como el Google translate, pero con los ritmos. El músico toca y el Batuca escribe. Quiero que sea accesible para músicos de todos los niveles y por esto hay tres puntos clave en su sistema: entrada fácil del ritmo; no tenés que saber leer partitura; y el músico podrá tocar el ritmo en su instrumento y el sistema, a través del micrófono y de varias líneas de código, lo irá transcribiendo en una partitura. El músico también podrá tocarlo en la pantalla del teléfono o escribirlo directamente, nota por nota, en la partitura. Hay también un análisis automático de los ritmos: por un sistema de inteligencia artificial los iremos analizando y clasificando para que así se los pueda buscar en la biblioteca. Además, se plantea una comunidad de músicos, que estarán conectados a través de sus ritmos comunes y podrán conversar y recibir sugerencias para que exploren opciones. Todo esto es de una gran complejidad técnica y nos va llevar muchos meses de trabajo. La primera versión saldrá en agosto y únicamente contará con la entrada de ritmos por toque en la pantalla y la edición de la partitura.

- Contanos sobre el Grammy.

- Presenté el Batuca a la fundación cultural del Grammy a una categoría de preservación de la música latinoamericana y fui uno de los únicos dos ganadores de Latinoamérica, con una subvención que es limitada. Por eso, además del Grammy, ya conseguimos inversores y estamos trabajando en un buen plan de negocios para juntar más. Nuestro objetivo es que el Batuca sea siempre gratis para los usuarios.

Comentarios