El obispo Rossi llamó a construir la Nación en un marco de confraternidad

10 Jul 2017

El obispo de la diócesis de la Santísima Concepción, monseñor José María Rossi, formuló una firme exhortación a reconocerse “como pueblo, Patria y Nación, en un marco de confraternidad, para hacer el camino que nos lleve a construir la felicidad de todos los argentinos”. En el tradicional tedeum por el Día de la Independencia, el prelado dijo que construir la Nación “es construir la fraternidad, las virtudes familiares que nos ayudan a vivir cada vez mejor”. “Hay que reconocernos como familia, donde nacimos, criamos y nos descubrimos como seres valiosos. Una familia en la que ninguno padezca sin que alguien nos brinde una mano, ayude o aliente a encontrar los elementos necesarios para construir el futuro” advirtió. Rossi añadió que para descubrir el misterio de la vida, la Nación “los que creen que la saben todas tienen que abrir su corazón a la fraternidad para comprendernos como patria y familia”.

En el oficio religioso estuvieron presentes el intendente local Roberto Sánchez, funcionario de su gabinete, ediles y autoridades judiciales. Antes del tedeum las autoridades locales encabezaron en plaza Mitre los actos centrales en conmemoración de los 201 años de la Declaración de la Independencia. Ahí el intendente habló ante vecinos, delegaciones escolares, policiales y de instituciones intermedias, para convocar a la unidad de los argentinos y reivindicar al diálogo como la única herramienta vital para superar diferencias o asperezas. “Hay que emular a los patriotas de 1816 que se reunieron para proclamar la independencia de nuestro país y abrir las puertas a un mejor futuro de todos” sostuvo. El discurso del jefe comunal tuvo una clara referencia al conflicto que mantiene con el Concejo Deliberante a raíz de una cláusula que impuso el cuerpo a la ordenanza del Pacto Social y que lo obliga a depositar por mes, en concepto de gastos de funcionamiento, el 1.75% de lo que le ingresa por coparticipación. De este modo el aporte se elevó de $173.000 a $530.000. Sánchez, luego del acto, insistió en que “el diálogo”, frente a la crisis institucional, es la única vía que se tiene que privilegiar para llegar a un acuerdo “que beneficie a todos los vecinos”.

“Tenemos que cumplir con el objetivo para el que fuimos elegidos, que es el de consolidar el bien común. En mi caso voy a hacer todo lo posible para cumplirlo a rajatabla” concluyó.

Comentarios