Una investigación echa por tierra la esperanza de que haya vida en Marte

Al parecer, el planeta es más hostil de lo que se pensaba hasta ahora.

10 Jul 2017

Se sabía que Marte, el “planeta rojo” tiene uno de los ambientes más inhóspitos del Sistema Solar. Pero ahora, los científicos afirman que su superficie es aún mucho menos acogedora de lo que se creía, informa el portal de BBC mundo.

Análisis llevados a cabo en laboratorios de la Tierra con compuestos de Marte arrojaron como resultado que la superficie de este planeta contiene un cóctel tóxico de sustancias químicas que pueden destruir a cualquier organismo vivo.

Jennifer Wadsworth y Charles Cockell, investigadores de posgrado en astrobiología de la Universidad de Edimburgo, Escocia, llevaron a cabo experimentos con partículas conocidas como percloratos. Estos compuestos, que se encuentran de forma natural y sintética en la Tierra, son muy abundantes en el suelo marciano, como lo han confirmado varias misiones de la NASA. Los investigadores descubrieron que estos son capaces de matar cultivos de la bacteria Bacillus subtilis, que es una forma básica de vida.

Los percloratos, a temperatura ambiente, son compuestos estables, pero en altas temperaturas se vuelven activos. Los científicos querían estudiar cuál sería su reacción en temperaturas extremadamente frías, como la de Marte. Simulando las condiciones de la superficie marciana, que está bañada de luz ultravioleta pero no hay calor, descubrieron que los percloratos también pueden activarse en esta situación.

Bactericidas

En los experimentos, los percloratos se convirtieron en potentes bactericidas que mataron los microbios en minutos y esterilizaron la superficie superior del ambiente. En consecuencia, las células de las bacterias perdieron rápidamente su viabilidad.

Los resultados fueron incluso más drásticos cuando los investigadores agregaron al experimento óxidos de hierro y peróxido de hidrógeno, otros dos compuestos que son comunes en el suelo marciano. En un período de 60 segundos, la combinación de percloratos irradiadados, óxidos de hierro y peróxido de hidrógeno aumentó 10 veces la tasa de muerte de la Bacillus subtilis comparado con las células que habían sido solamente expuestas a la radiación ultravioleta.

Esto sugiere que el planeta es mucho más inhóspito de lo que previamente se pensó. Los científicos aseguran que el hallazgo tiene muchas implicaciones para la búsqueda de vida en el planeta rojo.

Comentarios