Los Pumas tienen futuro

Pese a la caída, el equipo argentino invita a mirar lo que viene con optimismo y esperanza.

COMPLEMENTADOS. Guido Petti, el más joven de Los Pumas, gana en el aire sostenido por el más veterano, Juan Fernández Lobbe, y por Tomás Lavanini, otra de las figuras con mayor proyección del equipo. REUTERS COMPLEMENTADOS. Guido Petti, el más joven de Los Pumas, gana en el aire sostenido por el más veterano, Juan Fernández Lobbe, y por Tomás Lavanini, otra de las figuras con mayor proyección del equipo. REUTERS
26 Octubre 2015
Rodaje

El beneficio de cuatro años de Rugby Championship salta a la vista: Los Pumas se acostumbraron a jugar con los mejores del mundo y les perdieron el temor reverencial. La brecha, técnica y física, se ha acortado sensiblemente. Y todavía falta: desde 2016, Argentina debutará en el Súper Rugby, que le dará aún mayor rodaje internacional a sus figuras con vistas al próximo Mundial: Japón 2019.

Base amplia

En los dos años desde que asumió como entrenador de Los Pumas, Daniel Hourcade siguió de cerca junto a su staff a más de 70 jugadores y utilizó a 56. Muchos quedaron fuera de la lista final, entre ellos varios tucumanos, pero formarán parte de los planes futuros de la UAR, que a partir de 2016 tendrá un calendario muy nutrido. El buen trabajo del Plan del Alto Rendimiento (Pladar) ha reforzado la base.

Trabajo planificado

El ingreso de Argentina al Tres Naciones (rebautizado como Rugby Championship) se hizo bajo ciertas condiciones. Una de ellas fue reacondicionar su estructura de base amateur y convertirla en una profesional. La planificación cobró relevancia fundamental en la preparación del equipo, que llegó al Mundial en su punto de máximo rendimiento. Los frutos prueban que el método de trabajo funciona.

Proyección

Daniel Hourcade prescindió de varias figuras de peso y sobrada experiencia en mundiales para apostar por jugadores jóvenes, faltos de roce en el primer nivel pero rebosantes de ganas y funcionales a su sistema de juego, como Cordero, Noguera Paz, Isa, Moroni, Lavanini, Petti, Matera, Montoya y Alemanno, quienes rondan los 22 años y tienen mucho margen de crecimiento.

Idea de juego

Con la llegada de Hourcade se profundizaron una serie de cambios que había empezado desde la era Phelan, con la asistencia de Graham Henry (entrenador de los All Blacks campeones del mundo 2011). Los Pumas adoptaron un estilo marcadamente ofensivo, moderno y dinámico, a tono con el de las potencias del Hemisferio Sur y apartado de la propuesta defensiva que los caracterizaba hasta ahora.

Comentarios