Atlético sufre en los segundos tiempos así como en las segundas ruedas de los últimos torneos

La mitad fantasma.

CONTRARIADOS. Lucchetti consuela a Jara a la salida del equipo junto a Casáis, tras la caída ante Unión. Atrás, Calviño, Etevenaux, García, Valdéz y Rodríguez Budes se retiran igual de molestos.  CONTRARIADOS. Lucchetti consuela a Jara a la salida del equipo junto a Casáis, tras la caída ante Unión. Atrás, Calviño, Etevenaux, García, Valdéz y Rodríguez Budes se retiran igual de molestos.
Todo empieza con algo pequeño: un buen amague, una linda apilada a dos defensores, un centro algo defectuoso y una mala definición del delantero. Esta secuencia es la esencia de un problema común en cualquier ámbito de la vida: hacer las cosas bien, pero a medias. Quizás la jugada desperdiciada no sea para dramatizar pero el verdadero problema arranca cuando esa sucesión de hechos desafortunados, se traslada a un partido entero o -mucho peor- a un campeonato.

Empezar bien y terminar mal es una cruz con la que Atlético carga desde hace años y el peso parece volver a vencerlo en este torneo.

La gestación de jugadas no es un problema para el equipo de Héctor Rivoira: Francisco Grahl, Juan Imbert, Diego García y Gastón Giménez se encargan de llegar hasta el arco rival por abajo e incluso hasta con un lujo. Ayer incluso no necesitaron que Cristian Menéndez las termine y fueron ellos los que enfrentaron a Nereo Fernández pero fallaron, confirmando así el paradigma: empezaron bien y terminaron mal.

Llevemos la fórmula a los primeros y segundos tiempos. Sin dudas, los primeros 45’ fueron los mejores de Atlético en la derrota de ayer y en el resto del torneo.

En la virtual tabla que se forma entre los 22 equipos y contando solo los resultados que se registran en los primeros tiempos, Atlético está segundo con 21 puntos, más de los que tiene actualmente.

Pero, como no podía ser de otra manera, en el complemento volvió a aparecer el fantasma de las segundas partes. Un gol en contra que desmembró todo lo que se había formado 45 minutos atrás.

“Después del gol de ellos no supimos ir a buscar y entramos en la desesperación. Fue pura impotencia”, explicó el “Chulo”. Una buena descripción de lo que le sucedió en esa segunda etapa y aplicable al resto de estas 13 fechas .

La tabla virtual de los segundos tiempos tiene al “decano” 17° . Ocho de los 11 goles que recibió sucedieron entre los 45’ y los 90’.

Lo peor es que el virus se expande y esta situación se repitió en los torneos de Atlético desde que ascendió a Primera en 2009: en la temporada 2009/10 llegó a diciembre fuera de la zona de promoción y en junio acabó descendiendo. Con Enrique Hrabina terminó líder tras 19 fechas y salió del top 5, al cabo de las 38. Con Juan Manuel Llop se dio una situación similar: en la primera mitad de año terminó sexto y al torneo lo terminó en mitad de tabla. Escenas repetidas con Ricardo Rodríguez y Diego Erroz. Este torneo llegó a su mitad con Atlético líder. Hoy, con dos fechas jugadas de la segunda rueda, está abajo. Parece que el mal de las segundas partes vuelve a sobrevolar el Monumental. Lo bueno es que quedan nueve fechas para espantarlo.

Comentarios