La familia Ciccone acusó a Boudou de un trato "bestial, deleznable y cruel"

En una solicitada publicada en el diario La Nación, lo acusaron de haberla forzado a vender su imprenta Ciccone Calcográfica.

17 Mar 2014
1

LA GACETA

BUENOS AIRES.- La familia Ciccone acusó al vicepresidente Amado Boudou de haberla forzado a vender su imprenta, Ciccone Calcográfica, a un fondo de inversión supuestamente regenteado por amigos del funcionario, y denunció que el ex ministro de Economía tuvo un trato "bestial, deleznable y cruel" hacia la figura del fallecido fundador de la empresa, Héctor Ciccone.
   
A través de una solicitada publicada hoy en el diario La Nación -firmada por las dos hijas de Héctor, Silvia y Graciela Ciccone, y por su hermano, Nicolás Ciccone-, la familia indicó que "de esa empresa que con tanta dedicación llevamos adelante, nos forzaron a vender nuestras acciones primero y la expropiaron después sin pagar un solo peso, pretendiendo ilegítimamente compensar el precio expropiatorio con una supuesta deuda con la AFIP".
   
"En ese proceso actuó en representación de la empresa el interventor Hernán Lorenzino, quien como ministro de Economía integra el Estado expropiante y representa como interventor a la sociedad expropiada. Mayor conflicto de intereses parece inimaginable", se quejó.
   
Boudou es investigado por la Justicia por haber participado, cuando era ministro de Economía, del salvataje de la imprenta Ciccone Calcográfica y su venta a "The Old Fund", un fondo de inversión supuestamente perteneciente a amigos suyos.
   
A fines de febrero pasado, Graciela Ciccone presentó ante la Justicia un acta firmada por su padre que da cuenta de una reunión en un restaurante de Puerto Madero con el vicepresidente Boudou para negociar la continuidad de la imprenta. El funcionario salió al cruce de esta presentación afirmando que "el acta que presentaron es trucha a todas luces" y señaló que la familia Ciccone estaba "jorobando con un muerto".
   
En la solicitada de hoy, la familia respondió que esa declaración de Boudou "es realmente ofensiva y vergonzosa".
   
"Ni el oprobio de enfrentar, siendo vicepresidente de la Nación, una grave causa penal, ni la más desesperada estrategia de defensa para intentar escapar de las consecuencias de la misma, puede justificar semejante bestial, deleznable y cruel manifestación de su parte, empañando la memoria de un hermano, padre y abuelo fallecido", se remarcó. La familia Ciccone advirtió: "Que el acta tenga un contenido que a usted pueda no favorecerlo no puede llevarlo afirmar ligeramente 'que nuestra familia pretende quedarse con el dinero de los argentinos'".
   
"Usted manifestó que 'lo han querido corromper'. Si así hubiera sido, su obligación como funcionario público era denunciar ese delito al momento en que supuestamente hubiera ocurrido, precisando las circunstancias de tiempo, modo y lugar", se añadió en el texto.
  
La semana pasada, el juez interviniente, Ariel Lijo, rechazó un pedido de anulación de las declaraciones como testigos de Nicolás Ciccone y de su yerno, quienes comprometieron a Boudou y a su socio en maniobras sospechosas llevadas adelante para salvar a la empresa de la quiebra. Lijo rechazó el reclamo de la defensa de Boudou, de su socio y amigo José María Núñez Carmona y del directivo de The Old Fund Alejandro Vandenbroele para que se anularan las declaraciones como testigos de Nicolás Ciccone y Guillermo Reinwick. (DyN)
Comentarios