La casa de Bernarda Alba: un clásico sobre la hipocresía

Hoy sube a escena la obra de García Lorca, interpretada por el Teatro Estable de la Provincia, bajo la dirección de Rafael Nofal.

LOS PREPARATIVOS. Los actores estuvieron ensayando muchas horas para lograr sus personajes. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI LOS PREPARATIVOS. Los actores estuvieron ensayando muchas horas para lograr sus personajes. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI
11 Julio 2013
Resisten en el tiempo. Y aunque suban al escenario una y otra vez hay obras clásicas, como "La Casa de Bernarda Alba", que están más vigentes que nunca. El célebre drama de Federico García Lorca tendrá una nueva puesta en escena que se estrena hoy, de la mano del Teatro Estable de la Provincia.

La historia transcurre en la España de principios del siglo XX, en un hogar humilde. La obra tiene como punto de arranque la segunda viudez de Bernarda, madre de cinco hijas, quien establece un riguroso luto de ocho años para honrar a su marido difunto. La trama se va cerrando cuando una de las hijas, Angustias, anuncia que contraerá matrimonio con un joven que a la vez mantiene un romance oculto con Adela, otra de las hermanas.

Esta versión, dirigida por el director Rafael Nofal, será protagonizada por Alicia López Vera (Bernarda), Susana Santos (Poncia), Jorge García (María Josefa), todos ellos históricos del elenco oficial, y por actrices de camadas más nuevas como Daniela Villalba (Magdalena), Daniela Canseco (Martirio), Noé Andrade (Amelia) y Andrea Barbá (Angustias), Eloísa Martínez Romero (Adela), Nati Vanadía, y Alejandra Páez Salas (la criada).

El amor, la muerte, el rol de la mujer, los mandatos familiares y la libertad son temas muy presentes en esta obra, destaca Nofal, a quien entrevistamos con motivo del estreno.

- ¿Cómo es la puesta en escena de este clásico? ¿Se respeta el texto original?

- La idea fue que el texto sea lo importante; rescatar toda la dimensión poética de García Lorca, la sonoridad. Esto es Lorca a través de las actrices, ellas le ponen toda la carga emotiva; evitamos cualquier artificio o modificación del texto original. Algo para destacar es que aparecen varias generaciones de actrices: por un lado están las históricas del Teatro Estable y por otra parte aparece una nueva generación. Las actrices más importantes de Tucumán están este elenco.

- Tratándose de una obra que se hizo varias veces en Tucumán, ¿se ha planteado para esta oportunidad una vuelta de tuerca?

- Mi desafío fue hacerla exactamente como es. Aquí lo importante es cómo se hace, no de qué se trata. Trabajamos desde el minimalismo absoluto: no hay escenografía, ni siquiera las luces están escondidas. Sobre un escenario vacío, hay una tela blanca en el fondo y las actrices vestidas de negro (con diseños de Sandra Mora).

- ¿Por qué pensás que se trata una obra que tiene tanta vigencia en estos días?

- Por el constante planteo de libertad-represión. En realidad, esto de la hipocresía social, que parece ser antiguo, está vigente todo el tiempo en la actualidad. Siempre hay cosas que se ocultan, temas de los que no se quiere hablar.

- Dentro del elenco, hay un varón que hace el papel de mujer; ¿qué se quiso representar con esta particularidad?

- La idea fue trabajar con la imagen que tenemos de que a partir de cierta edad los adultos mayores son asexuados. Sobre el escenario, la imagen no es de un varón. Es más bien una figura andrógina, que en este caso representa el papel de la vieja de la historia que da el grito de libertad.

- ¿Qué es lo que más te gusta de García Lorca y de esta obra?

- Esta es la obra más madura desde el punto de vista teatral que tiene García Lorca. Las escenas están bien balanceadas. Por ejemplo, a una escena de alto voltaje le sigue otra graciosa. Se destaca el lenguaje poético del texto. También me gusta el planteo ideológico que hace sobre la idea que tenemos de la libertad. García Lorca definió esta obra como un drama; para mí tiene todas las características de una tragedia.

Ficha técnica
"La Casa de Bernarda Alba" estará en escena hasta el 18 de agosto en el teatro Orestes Caviglia. Ofrecerá funciones los viernes y sábados a las 22 y los domingos, a las 21. Completan la ficha técnica Lita Molina y Marcela García (asistentes de dirección), Roberto Ortega (diseño de espacio sonoro), y Claudio Gigena y Gerardo Vieyra (utilería), entre otros.


Comentarios