"Morena viajó en un avión común; iba en mis brazos porque no había incubadora"

El padre de la beba que falleció dijo que irá "cabeza por cabeza". "Ellos la mataron".

05 Oct 2012
"Esto se podría haber evitado; pasó por haber llegado tarde. Morena tuvo dos paros cardiorrespiratorios y los médicos no pudieron salvarla. Viajamos en un avión alquilado por el Gobierno, no en el avión sanitario". Con esas palabras, Dardo Caciccio, el padre de la beba que falleció el miércoles pasado en el Hospital Italiano de Buenos Aires, cargó las tintas sobre el Ejecutivo provincial, puesto que -según sus dichos- hubo demoras en el otorgamiento de una aeronave para trasladar a la pequeña.

En diálogo con LA GACETA, Caciccio cuestionó también a la empresa que fue contratada por el Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán (Ipsst) -la madre de la niña es afiliada- para realizar el traslado. Dijo que el avión en el que viajó no tenía incubadora, y tampoco estaba equipado con lo necesario para atender a la menor. "Era una aeronave común; yo llevaba a mi hija en brazos. Su cuerpito no pudo resistir ese viaje. Cuando aterrizamos en Buenos Aires, los médicos de la ambulancia nos dijeron que era una aberración que la haya trasladado así, e incluso discutieron con los tucumanos; debía haber viajado en una incubadora con alta tecnología".

"Morena nos dejó fortaleza. Quienes la trasladaron en ese vuelo la mataron. Voy a ir cabeza por cabeza. Esto no puede ocurrir nunca más, acá hubo negligencia. Si ella hubiera tenido el avión sanitario el lunes, y no un avión común un día después, no estaría muerta. Llegaré muy lejos, porque quiero Justicia", concluyó Caciccio, con la voz entrecortada.

Hace unos meses, Morena Guadalupe Fernández y su hermana gemela, Zamira, fueron protagonistas de una historia increíble. La primera se encontraba muy enferma y con un notorio grado de desnutrición, y la presencia de su hermana a su lado fue la mejor cura. Aunque no se recuperó del todo, "Fortaleza", como la bautizaron en el Hospital de Niños, logró que su estado de salud fuera estable.

Pero en las últimas semanas la desnutrición que padecía empeoró, y en las últimas horas estuvo en estado crítico hasta que, el miércoles pasado se produjo el deceso. LA GACETA ©
Comentarios