Jerez resaltó "la valentía con la que actuaron los camaristas"

09 Febrero 2008
"Si un juez tiene miedo, que cuelgue su toga". Estas palabras, dichas por el juez español Baltasar Garzón en el libro "Garzón, el hombre que veía amanecer", de Pilar Urbano, fueron recordadas ayer por el legislador Esteban Jerez para resaltar la conducta de los camaristas Rodolfo Novillo y Carlos Giovanniello. "Ellos pueden seguir usando orgullosos sus togas, por la valentía con la que actuaron, al emitir un fallo que pone freno al poder político", señaló el ex diputado. El ex diputado nacional insistió: "esta sentencia hizo volver a la realidad a quien cree que el ejercicio democrático se basa en la prepotencia y no en la convivencia madura del respeto a los demás". "Con este fallo la Justicia, como poder, gana en credibilidad y vuelve a ser esperanza del debido resguardo de nuestros derechos y garantías", añadió.

Comentarios