Conmoción por el accidente en el que murió el periodista Mario Escobar

La camioneta del conductor radial y televisivo chocó de frente contra un camión, cerca del acceso a Tapia, bajo una lluvia torrencial. El vehículo explotó y él y su familia fallecieron en el acto. Los ocupantes del camión sufrieron heridas graves.

04 Ene 2008
El 31 de diciembre Mario Escobar se despidió de sus oyentes en el programa "La mañana con Independencia". Salía de vacaciones con su esposa, María Saleme, y con su hijo Mariano, de 7 años. Según sus amigos, habían decidido visitar Cafayate, desde donde volvían anoche. "Marito", como todos le decían, tenía previsto partir en los próximos días a Brasil. Pero la muerte lo sorprendió en la ruta 9, a la altura de Tapia.
Escobar manejaba una camioneta Isuzu doble cabina, patente DDG-019. Su esposa iba junto a él, y el pequeño en el asiento de atrás. A las 22 pasaron por el puesto fronterizo de Cabo Vallejo y por el peaje de Molle Yaco. Los policías lo reconocieron, y hasta lo saludaron. Llovía torrencialmente.
El vehículo pasó por el acceso a Tapia, siempre hacia el sur. En sentido contrario, Franco Agüero, de 25 años, domiciliado en Los Fernández, Santiago del Estero, manejaba un camión Ford con caja, dominio FSW-500. Con él iba Ramón Roberto Rea, de 33 años, que vive en calle Jujuy al 4.500.
Iban a Ticucho a cargar verduras. En el kilómetro 1.320 ambos vehículos chocaron de frente. El impacto fue tremendo. La camioneta se metió debajo del camión, juntos hicieron un semitrompo y cayeron hacia la cuneta oeste. El vehículo de Escobar se incendió; presumiblemente, el tanque de combustible explotó. Los ocupantes no tuvieron tiempo de nada. Quedaron atrapados y todo indica que murieron en el acto. Agüero y a Rea están internados en el Hospital Centro de Salud, con graves quemaduras.
Los primeros socorristas tardaron bastante en llegar, ya que la lluvia hacía intransitables los caminos. Cuando policías y bomberos arribaron se encontraron con una imagen pavorosa. Los cuerpos de las víctimas mortales estaban irreconocibles. El interior de la camioneta había quedado destruido.
El vidrio del camión había estallado. Los dos ocupantes salieron despedidos y cayeron sobre la camioneta; así fue como sufrieron las quemaduras. Los hombres, desesperados, pedían ayuda a gritos.
La Policía, de a poco, comenzó a recabar datos que finalmente permitieron identificar a las víctimas. Además del testimonio de los agentes del puesto limítrofe, la chapa patente de la camioneta permitió establecer que el rodado estaba a nombre de la esposa de Escobar. Pegada a la compuerta trasera había una calcomanía que decía "Pasando Revista-Grupo Telefé". Era del programa de televisión que Escobar conducía todos los sábados por Canal 8.
Bomberos debieron cortar la camioneta para rescatar los cuerpos. La fiscal Teresita Marnero ordenó que fueran trasladados a la morgue, para que se les practicara la autopsia. Ambos vehículos serán sometidos a pericias.Anoche, los llamados de amigos y de oyentes se cruzaban en las redacciones. Nadie quería que la noticia fuera cierta.

"Buen día, buen día?"
"Buen día, buen día, buen día?" A diario, a las seis, el saludo optimista de Mario Escobar le ponía una sonrisa a la madrugada de los tucumanos. Siempre de buen humor, "Marito" contagiaba optimismo en sus diálogos cordiales y ocurrentes con sus oyentes. Con ese estilo logró meterse en el corazón de la gente.

Comentarios