"Caso Viviendas": un ex empleado de Marán señaló a Barrionuevo como el verdadero dueño de la constructora

El “caso Viviendas” ya tiene dos detenidos. Uno de ellos, Lucas Barrionuevo, estaba vinculado a los titulares de una constructora que recibió contrataciones millonarias del IPV. Frente a las cámaras de LA GACETA, un albañil afirmó que era el funcionario, y no los dueños legales, quien manejaba la empresa.

16 Ago 2018

“No tengo absolutamente nada que ver con la empresa”, había dicho Lucas Barrionuevo, el hoy detenido coordinador de Programas Federales del Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu). La declaración corresponde a una entrevista del 12 de julio de 2017 en “Panorama Tucumano”, el programa de televisión de este diario. La empresa en cuestión es Marán, una constructora que recibió contrataciones directas de la repartición por casi $ 50 millones. Cuando se le pregunta a Alberto Flores, quien trabajó seis años como albañil de Marán, no duda al responder quién es el verdadero dueño de la empresa: Lucas Barrionuevo.

“Él iba de vez en cuando a la oficina”, afirma Flores, en referencia al domicilio de la constructora, en la calle Bolivia al 708. “Él se encargaba de toda la logística, él dirigía todo”, explica. “Él en mano me pagaba a veces”, detalla. En todos los casos, “él” es Barrionuevo. “Él mismo decía ‘ya vamos a salir. Me quieren hundir pero no lo van a lograr’ y bueno, se ha hundido nomás”, dice Flores.

DOMICILIO. Marán tenía su domicilio en la calle Bolivia 708. Según Flores, en este local Barrionuevo ocupaba su propia oficina y desde ahí habría manejado la empresa.

Sobre las presuntas irregularidades en las obras de Marán, Flores comenta lo que decían todos los empleados. “Siempre ha habido eso, siempre. Se empezaba una obra, se sacaba plata, al menos lo que se escuchaba, y después no había cómo terminar”, afirma.

El año pasado, Barrionuevo negó los rumores que lo vinculaban a Marán y a sus dueños, Sebastián y Martín Nieva. “He sufrido ya ese tipo de acusaciones, de relacionarme con esa empresa y la verdad que no tengo absolutamente nada que ver”, insistió. En aquel momento se probó que los titulares de la constructora eran sus sobrinos políticos. Esta semana, Flores sostuvo que Barrionuevo habría sido la verdadera autoridad de esta constructora.

LOS OLIVOS. En registros como este, Marán habría controlado cuándo y dónde se utilizaban sus máquinas. Flores explicó que aquí anotó el uso de una máquina para la construcción de la casa de Barrionuevo.

También está detenido por presunto enriquecimiento ilícito Miguel Jiménez Augier, ex coordinador de Políticas Habitacionales del Ipvdu. Tras el informe de “Panorama Tucumano”, la fiscala Adriana Giannoni abrió una investigación de oficio para analizar supuestos ilícitos. Entre los bienes de Barrionuevo que se analizan en la Justicia se destaca una casa en Los Olivos. Es una casa que Flores recuerda. “Nosotros íbamos a llevar materiales, yo con la máquina he ido a cavar la pileta, el subsuelo”, enumera antes de mostrar un registro de Marán en el que figura que el día 16 de julio de 2014 la máquina niveladora fue utilizada en ese barrio privado.

BARRIO PRIVADO. Flores asegura que, junto a sus compañeros de Marán, fueron enviados a trabajar en la casa que Lucas Barrionuevo tiene en el country Los Olivos.

Traslado de archivos

Flores empezó a trabajar para Marán en 2011 y realizó diversas tareas hasta que fue despedido, en diciembre de 2017. Afirma que veía a Barrionuevo en el domicilio de la empresa, en la calle Bolivia al 708. Ese es el local que, según Flores, fue vaciado luego del informe de “Panorama Tucumano”.

“Han sacado todas las cosas de la oficina. Todas las cosas que tenían ahí. (Días después del 12 de julio de 2017) a la noche me han llamado (para) que vaya a buscar la camioneta y los ayude a sacar las cosas. Así que he cargado todas las cosas que podía en la camioneta y lo he llevado al galpón de la empresa”, relató. Luego detalló que se habían sacado carpetas y cajas con papeles y documentos. “Había una persona que estaba borrando todos los archivos de las computadoras”, agregó.

El galpón al que hace referencia está ubicado en la calle Pedro León Gallo al 400. En la cuadra, los vecinos recuerdan que el local era alquilado por una empresa constructora y brindaron una descripción de los dueños que coincidía con la de los hermanos Nieva. Pero aclararon que hace meses no ven demasiado movimiento.

DEPÓSITO. Marán habría guardado máquinas y materiales en la calle Pedro León Gallo al 400. Según Flores, aquí se trajeron diversos archivos y carpetas.

Flores insistió en que Marán trasladó diversos bienes tras el informe periodístico y brindó otro ejemplo que, además, vincularía a Barrionuevo con bienes usados por la constructora. “Yo mismo he llevado un camión. Ese camión está a nombre de Lucas (Barrionuevo), o el seguro está a nombre de Lucas, pero está a nombre de él. Lo he llevado a una quinta en Lomas de Tafí”, detalló antes de aclarar que utilizó ese camión en su trabajo durante cerca de 18 meses.

CAMIÓN II. El rodado que Flores afirma haber utilizado mientras trabajó para Marán estuvo asegurado por Mercantil Andina entre 2015 y 2016. En la póliza, el asegurado es Lucas Barrionuevo.

LA GACETA visitó el lugar y encontró el rodado, cuya patente es DTZ 958. Según el dueño del predio donde estaba el camión, Juan Pesa, el vehículo pertenece a la empresa Pramarco. Oscar Prado, socio gerente de esa constructora, negó cualquier vínculo entre el camión y Marán. En diálogo con este diario sostuvo que el rodado le pertenece a su empresa desde hace cerca de dos años. Dijo que, aunque la transferencia del dominio todavía no se concretó, lo adquirieron de Mariano Enrique Nocioni, oriundo de la provincia de Córdoba, hace cerca de dos años. Afirmó que están en el proceso de regularizar la situación del vehículo y exhibió un Formulario 08 certificado ante escribano por el cual, el 13 de junio pasado, Nocioni habría validado la transferencia del camión a Pramarco.

CAMIÓN I. Flores sostiene que usó el rodado patente DTZ 958 en tareas de Marán. En el acta se puede leer que el titular del vehículo autorizó a Barrionuevo, en 2014, para conducir y utilizar ese camión.

Sin embargo, hay documentos en los que aparecen juntos los datos de Barrionuevo y los del camión. Por un lado, un escrito que lleva la firma de Nocioni y de un escribano público autoriza a Barrionuevo y a Mario Elías González a manejar el rodado con la patente en cuestión. Ese documento es del 21 de julio de 2014. Por otro lado, una póliza de la aseguradora Mercantil Andina a nombre de Barrionuevo, por la que el mismo vehículo, de matrícula DTZ 952, queda cubierto por un año desde el 14 de abril del 2015.

Hace un año, al finalizar la entrevista con “Panorama Tucumano”, se le preguntó a Barrionuevo si quería agregar algún comentario. “Que se finalice el tema este de los rumores porque la verdad que me está perjudicando”, concluyó. A Flores se le hizo la misma pregunta. Había explicado que atraviesa una disputa legal en la que pretende cobrar la indemnización que, según él, le corresponde. Se había quejado de que a algunos de sus compañeros le ofrecieron menos de lo que les debían y ellos aceptaron por necesidad. “La soberbia de Lucas Barrionuevo. Se creía intocable. Y bueno… Le ha llegado”, fue el comentario final del albañil.

EL DESPIDO. En diciembre de 2017 Flores fue despedido de Marán. Actualmente, atraviesa una disputa legal con la empresa constructora porque, según el albañil, no se le pagó la indemnización.

Comentarios