Una pizza, un disparo y una confesión sorpresiva: qué pasó la noche en la que Sofía Villagrán quedó paralítica - LA GACETA Tucumán

Una pizza, un disparo y una confesión sorpresiva: qué pasó la noche en la que Sofía Villagrán quedó paralítica

La declaración de la joven causó sorpresa ayer en Tribunales.

31 Oct 2017
2

Sus palabras causaron sorpresa. Hasta hace poco, los investigadores creían que el disparo que dejó paralítica a Sofía Villagrán había salido del arma de un motochorro. Pero fue ella misma la que dejó helados a todos con su declaración: dijo que quien la hirió la noche del 17 de mayo en Villa Carmela no fue el ladrón, sino su novio, Mauricio Díaz.

Según la joven, Díaz se lo confesó en Buenos Aires, unas semanas después de ocurrido el hecho. Ella no lo acusó, porque entiende que fue un accidente.

A continuación, la cronología de una noche trágica que sigue causando sorpresa:

1- Sofía Villagrán y Mauricio Díaz pidieron una pizza. Cuando el empleado del delivery llegó a la casa, fue abordado por asaltante.

2- Villagrán salió por el balcón y recibió un balazo en la espalda que la dejó paralítica. Hasta ayer, se creía que lo había gatillado un ladrón.

3- La joven declaró ayer a la mañana que su novio, Díaz, algunas semanas después le confesó haber sido el autor del disparo. Según su relato, la mamá del joven había salido a atender el pedido cuando del delivery fue atacado por el ladrón. Aparentemente, Díaz advirtió lo que ocurría, tomó un arma que estaba guardada en un cajón, tropezó y se le escapó un tiro. Esa bala impactó en Villagrán.

4- “No lo acuso”, dijo la muchacha. Ella cree que a Díaz se le escapó el disparo cuando corría con un arma para enfrentar a los ladrones.

Por este hecho está detenido el presunto asaltante, a quien se conoce como “Dientudo” y tiene 22 años. Fue atrapado luego de que un grupo de vecinos le diera una paliza por un robo. Esto ocurrió un mes después del episodio en el que Sofía Villagrán resultó herida. En la comisaría de Villa Carmela se lo identificó como el principal sospechoso del asalto al delivery y de balear a la joven. Inmediatamente quedó detenido y luego comenzó a cumplir con una medida de prisión preventiva por “robo agravado y homicidio en grado de tentativa”. Ayer, la fiscalía solicitó que no se le impute este último delito, pero que continúe preso por el asalto. “Además, tiene varios antecedentes”, afirmó una fuente.


Temas

Inseguridad
Comentarios