Macri replicó al kirchnerismo y dijo que no cambia de discurso

La de ayer fue una jornada de visitas a Tucumán. Por un lado Karina Rabolini, la esposa del precandidato kirchnerista a la Presidencia, Daniel Scioli, lideró un acto con alperovichistas. Macri y Cano hicieron campaña. El papel de la izquierda.

22 Jul 2015
1

CAMPAÑA. El precandidato presidencial del PRO visitó Tucumán y, junto con dirigentes del Acuerdo para el Bicentenario, dialogó con vecinos de la ciudad. la gaceta / foto de Diego Aráoz

Mauricio Macri asimiló ayer la magnitud de la crisis de las economías regionales, a través de la demanda de los productores tucumanos. También escuchó las preocupaciones de algunos vecinos de la capital provincial, como la inseguridad, en su habitual “timbreo” en las casas (por tocar el timbre). Esta vez, cruzó palabras con ciudadanos de calle Monteagudo al 1.000-1.100, acompañado por el candidato a gobernador de Tucumán, José Cano, entre otros dirigentes del Acuerdo para el Bicentenario.

Sin embargo, en su breve visita a la provincia, el jefe del PRO no logró escapar de nuevas críticas políticas, en particular desde el oficialismo, tras el cerrado triunfo de su partido en las votaciones porteñas. Macri dijo que “no” caerá en la trampa de las declaraciones sobre el “cambio de discurso” y dejó en claro que respetará “el compromiso” de acompañar al candidato “final” del frente político Cambiemos, que integra junto con la Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica, luego de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

“Cambiemos será el único lugar donde habrá PASO y se dirimirán las propuestas y los estilos de tres candidatos a Presidente. Para mí es un honor compartir con Ernesto Sanz (UCR), a quien considero uno de los dirigentes más importantes que tiene la Argentina; lo mismo, con la doctora (Elisa) Carrió, que de su coraje y su valentía no se pueden dudar”, enfatizó.

Macri respondió desde Tucumán los cuestionamientos del kirchnerismo que llegaron desde Buenos Aires, en particular, de su rival electoral, Daniel Scioli, quien había manifestado que el referente del PRO va “acomodando el mensaje” de acuerdo a la tendencia del proceso del sufragio.

“No cambiamos de discurso. Él no entiende (por Scioli) que nosotros no vamos a caer en la trampa. Ellos privatizaron mal en los 90. Ellos, que también administraron pésimo en el 2000, nos quieren hacer creer que estas son las dos únicas alternativas. Es falso. Acá se puede tener un Estado y que funcione bien para la gente, cosa que no hizo en Aerolíneas (Argentinas) estos últimos días, que ha maltratado a toda la gente en Aeroparque (aeropuerto)”, enfatizó.

Macri apuntó que en el Frente para la Victoria (FPV) “están preocupados porque, claramente, no quieren perder el poder del cual abusaron los últimos años”. “Sienten que somos una mayoría, para que la Argentina vuelva a crecer y haya oportunidades para todos y que se desarrollen las economías regionales”. “Mi primer compromiso como presidente será terminar con la pobreza. Y para ello hay que generar trabajo. Y el trabajo está acá, en Tucumán y en cada economía regional”, añadió.

El jefe del PRO consideró que el sistema electoral en la provincia “es una vergüenza”, por los más de 25.000 candidatos registrados. “No se puede tener un sistema tan poco transparente y democrático. Pero estas son las reglas y con ellas vamos a competir y vamos a lograr que haya un cambio en la gobernación”, resaltó Macri. “Tenemos que salir a fiscalizar y a controlar, usando los celulares. Hoy, contamos con tecnología que nos permite pegar el grito rápido cuando están queriendo hacer las cosas que no corresponden”, comentó.

Comentarios