Condenaron a Verduguez a 10 años de prisión por el crimen de Navarro Murhell

Las juezas también creyeron que intentó matar a otro adolescente

22 Nov 2014
Quedó claro que las juezas consideraron que Jorge Agapito Verduguez no quiso disparar contra César Navarro Murhell. El adolescente de 14 años había sido alcanzado, el 10 de octubre de 2006, por un proyectil que había salido del arma del entonces policía. Por ello, la sala IV de la Cámara Penal lo encontró responsable de homicidio culposo.

Pero el fallo tuvo un dato que sorprendió a todos: según habrían considerado las camaristas Wendy Kassar, María Alejandra Balcázar y María del Pilar Prieto, el tiro que hizo Verduguez tenía como destinatario al supuesto líder de “la banda del quiosquito”, a quien el ex policía perseguía.

Por unanimidad, las magistradas condenaron a Verduguez a 10 años de prisión (la que no se hará efectiva hasta que el fallo quede firme) y lo inhabilitaron para usar armas de fuego y ejercer cargos públicos durante 13 años. “Esto empieza a regir desde ahora”, le advirtió Kassar, presidenta del tribunal. Es decir, no puede usar armas ni en su actividad como custodio privado.

El día del crimen de Navarro Murhell se realizaba la semana del estudiante en el Colegio María Auxiliadora, y en San Martín al 1.200 dos adolescentes se agarraron a las trompadas. Uno de ellos fue señalado como el líder de “la banda del quiosquito” y el otro como líder de “la banda del portón”, dos patotas juveniles que actuaban en esa época.

Verduguez estaba haciendo servicios adicionales en un negocio de Suipacha y San Martín cuando se metió en la pelea para tratar de separar a los adolescentes. Aunque los testimonios sobre la cantidad de personas que estaban peleando difiere, lo cierto es que los dos supuestos líderes eran los protagonistas de la trifulca.

Cuando los separaron, el sindicado líder de “la banda del quiosquito” corrió hacia Suipacha. Verduguez lo persiguió, sacó su arma y salió el disparo que mató a Navarro Murhell, que miraba un partido de fútbol en el complejo Avellaneda.

La fiscala de Cámara Marta Jerez de Rivadeneira había solicitado en sus alegatos que Verduguez sea condenado a cinco años de prisión por homicidio culposo. La querellante Aurora Díaz Argañaraz pidió prisión perpetua, al considerar que había existido dolo eventual y que el homicidio era agravado por su condición de policía. El defensor Manuel Pedernera coincidió con la calificación de homicidio culposo de la fiscala, pero requirió que se de por cumplida la condena ya que cumplió dos años en prisión preventiva.

Las juezas también resolvieron que se investigue si el vendedor ambulante Ángel Velásquez Carrizo y su hijo, que dijeron haber visto a Verduguez disparar, cometieron falso testimonio.

Temas

Wendy Kassar
Comentarios