Un policía dijo que una prueba fue “plantada”

Las dudas en torno a los dos proyectiles que fueron encontrados en la Quebrada de San Lorenzo siguen dando vueltas en el juicio En una nueva jornada del debate oral por el homicidio de Cassandre Bouvier y Houria Moumni, declararon otros efectivos que participaron de la investigación

09 Abr 2014
1

DETERMINADO. Bouvier sigue con atención la causa del crimen de su hija. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso (archivo)

SALTA.- “Para mí, los proyectiles fueron plantados”, dijo, sin dudar, el oficial Rodrigo Bautista, al declarar ayer en el juicio oral por el crimen de las turistas francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni, asesinadas en la Quebrada de San Lorenzo en julio de 2011.

De esa manera, Bautista sembró más dudas sobre los proyectiles que fueron hallados en la escena del crimen tres días después de que encontraran los cuerpos, y luego de que la Policía realizara un intenso rastrillaje en la zona.

Bautista no es el primer policía que planteó sus dudas sobre los proyectiles, que según determinaron las pericias salieron del arma calibre 22 que fue encontrada más tarde enterrada en una casa de San Lorenzo, y que el juez Martín Pérez adjudicó al acusado Daniel Vilte Laxi.

El oficial consideró que los proyectiles fueron plantados por algunos de los acusados para desviar la investigación, al igual que el revólver enterrado en la casa del vecino de San Lorenzo.

La cámara y el teléfono

En la audiencia de ayer también declaró el comisario Pedro Guevara, quien analizó la información que estaba almacenada en la tarjeta de memoria de la cámara fotográfica de Moumni, hallada en la casa de Fernanda Cañizares, entonces novia de Gustavo Lasi, otro de los acusados por la violación y el homicidio de las francesas.

El cabo Federico Barrojo, en tanto, contó que el 22 de julio de 2011 hicieron un control en el Hostal del Cerro. Allí se hospedaban las turistas, quienes el 15 de ese mes ingresaron al paseo de la Quebrada. La dueña del lugar, Rosa María Gómez Mollet, les informó que no había ninguna novedad. La mujer se encontraría actualmente en España, y la Justicia no ha logrado aún ubicarla para que declare en el debate oral.

El comisario Luis Ríos relató luego que del análisis que hizo de la línea telefónica de una de las víctimas, lograron llegar hasta la casa de Cañizares. La joven tenía el aparato celular, y dijo que su novio se lo había regalado.

El juicio continuará hoy a la mañana. Además de Lasi y de Vilte Laxi, están acusados Santos Vera (por el crimen) y Darío Ramos y Eduardo Sanvodal, por encubrimiento. (Especial)

Temas

Salta
Comentarios