La joven desaparecida habló de un secuestro y se negó a un examen médico

Todavía se desconoce donde estuvo desde el 11 al 16 de enero.

18 Ene 2014
1

CINCO DÍAS. Policías y familiares de Yapur la buscaron toda la semana.

Dónde estuvo Mariana Yapur entre el 11 y el 16 de enero todavía es un misterio. La joven de 21 años no pudo aportar detalles acerca de lo que sucedió durante los cinco días que estuvo desaparecida. El caso se conoció cuando su madre, Liliana Ledesma, denunció que no tenía noticias de su hija desde que subió a un colectivo de la línea 5, el sábado pasado. Retomaron el contacto con Mariana el jueves a la noche, cuando le mandó un sms a su prima para pedir que la buscaran en la cuadra de la Maternidad.

Fue el padre de la joven quien la trasladó desde allí hasta su casa en Don Bosco al 4.000, según contó Ledesma. La mujer habló con LA GACETA mientras su hija exponía el hecho en una oficina de la sección Seguridad Personal de la Policía. De acuerdo con el relato de la mujer, la joven llegó llorando a su casa y se descompensó. “Vino una ambulancia, pero ella se abrazó a su papá para que no la lleven al hospital. Nos dijeron que tenía bien la presión y que estaba un poco resfriada nada más”, señaló Ledesma.

La mujer aseguró que su hija no le dijo una sola palabra respecto a la desaparición. “No le pudimos preguntar nada porque no quería hablar. Lo más importante es que está bien”, resaltó.

Un joven acompañaba a la mamá de Mariana. “Él es el novio de mi hija -indicó Ledesma- y estuvo estos cinco días con nosotros buscándola; tampoco sabe qué pasó”.

Atada en un galpón

La mamá de Mariana confirmó que su hija se resistió a ser examinada por personal médico. “Anoche (por el jueves) le pedimos que no se bañara y que guardara la ropa interior, pero ella se bañó y lavó todas las prendas”, confiaron fuentes policiales a este diario.

Según las fuentes, la joven denunció que una mujer embarazada que viajaba junto a ella en el colectivo el día de su desaparición fue cómplice de los captores. “Contó que la mujer le pidió ayuda, las dos se bajaron del ómnibus y desconocidos la obligaron a subir a un auto con vidrios polarizados”, agregaron las fuentes.

Mariana también habría declarado -siempre según las fuentes- que la mantuvieron cautiva en un galpón junto a otras ocho mujeres que estaban maniatadas igual que ella. El jueves a la noche volvieron a subirla a un vehículo y la abandonaron en la cuadra de la Maternidad. Cuando la encontraron, la joven conservaba sus prendas de vestir y sus dos teléfonos celulares.

Temas

Maternidad
Comentarios