Sospechan que los robos en los countries fueron obra de tres adolescentes que viven en el predio - LA GACETA Tucumán

Sospechan que los robos en los countries fueron obra de tres adolescentes que viven en el predio

El fiscal de feria, Diego López Ávila apuntó la investigación contra los menores de edad y ayer realizó allanamientos en sus viviendas. Las medidas judiciales fueron autorizadas por la jueza de feria. La presencia policial alteró la rutina de los vecinos.

17 Jul 2013
1

PROCEDIMIENTO. Un movimiento inusual se registró anoche en la entrada al country "Las Yungas", donde se realizó uno de los tres allanamientos. LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARáOZ

A pesar de que habían reforzado las medidas de seguridad tras los sucesivos robos que ocurrieron en el country, los mismos no cesaban. Los investigadores se preguntaron si podía ser que los sospechosos se encontraran dentro del mismo barrio privado, y un hallazgo los llevó a afianzar esa hipótesis.

Dos bicicletas que habían sido robadas del patio de una casa del country "Jockey Club" fueron encontradas dentro del mismo predio. El fiscal de Feria Diego López Ávila decidió ir a fondo con la investigación, y ayer a la noche realizó tres allanamientos en dos barrios privados. Los sospechosos son tres adolescentes, quienes habrían cometido seis robos entre la noche del 6 de julio y la madrugada del día siguiente.

Pasadas las 20, policías de distintas dependencias llegaron a dos casas del country "Jockey Club" y a una de "Las Yungas", comandados por el comisario Miguel Gómez, jefe de la división Homicidios y Delitos Complejos.

Fuentes de la investigación comentaron que secuestraron ropa, calzados y otros elementos que serán sometidos a pericias. En las viviendas que fueron robadas, los peritos de la Policía Científica hallaron pisadas y otras muestras que permitirían identificar a los autores de los hechos.

Los allanamientos fueron solicitados por el fiscal y ordenados por la jueza de Feria Mirta Lenis de Vera. Como los sospechosos son menores de edad, también participaron representantes de la Defensoría de Menores y del Juzgado de Menores.

Los padres de los adolescentes fueron notificados formalmente de la situación en que se encuentran sus hijos, quienes deben estar a disposición de la Justicia. Aún no se ordenó ninguna medida privativa de la libertad, comentaron fuentes tribunalicias.

De los patios
El primer robo que había sido denunciado fue el que sufrió el comerciante Federico Ruiz. El hombre había salido con su familia a la noche del sábado 6 de julio y regresó avanzada la madrugada del domingo 7 de julio.

Ruiz descubrió que le habían violentado la puerta de acceso y que los ladrones habían ido directamente a uno de los placares. Según las fuentes, se llevaron alrededor de $ 20.000 y U$S 30.000, sin tocar nada en ninguno de los otros ambientes de la vivienda.

Con el correr de las horas se conoció que otras cinco casas habían sido robadas, aunque en tres de esos casos los propietarios decidieron no realizar la denuncia. Los ladrones se habían llevado elementos de poco valor que se encontraban en el patio.

En la propiedad de Javier José Nougués actuaron de la misma manera que en el robo que sufrió Ruiz. Rompieron una puerta y sacaron unos $ 2.000 de un vestidor. Pero fue la desaparición de dos bicicletas lo que permitió llegar a los sospechosos.

En unos arbustos
Los rodados fueron hallados unos días más tarde escondidos en uno de los arbustos del country. Eso acentuó las sospechas del fiscal, más los testimonios de algunos habitantes del barrio privado. Así identificó a los dos adolescentes que viven en ese lugar y que podrían haber tenido participación en los robos, y a un amigo de ellos que vive en "Las Yungas".

Además, de acuerdo a la información que manejan los investigadores, uno de los adolescentes ya habría sido denunciado por sus vecinos por robos en los patios de las viviendas.

La principal prueba contra los menores sería la comparación de los calzados y de otros cotejos que se realizarían en los próximos días. De las casas los peritos levantaron al menos 11 huellas dactilares, y en los próximos días les tomaran muestras de sus dedos a los adolescentes para realizar la pericia.

Cuando los policías llegaron ayer, los padres de los sospechosos no se opusieron a la medida, aunque en uno de los casos habrían solicitado que aguardaran la llegada del abogado de la familia antes de empezar a inspeccionar la vivienda.

Comentarios