Dime cuánto ganas y te diré cuánto ensucias

Según el director de Medio Ambiente de la provincia, un ciudadano promedio genera entre 850 gramos y un kilo de basura todos los días. La cantidad de residuos aumenta a medida que crece la población y varia según el poder adquisitivo de los ciudadanos. El Gobernador, José Alperovich, anticipó que la semana que viene buscará darle una solución definitiva al problema de los basurales.

24 Ene 2013 Por Alvaro Simon Padrós
1

Se leyó mucho sobre los basurales clandestinos. Se tomaron importantes medidas, como intensificar las tareas de recolección y la custodia policial en algunos vertederos. Pero la basura no desapareció. Tanto es así que el Gobernador, José Alperovich, encomendó al ministro de Seguridad, José Gassenbauer, tratar la problemática. "Vamos a trabajar la semana que viene con el intendente Domingo Amaya y analizar el tema de los carros. Una de las cosas que está pendiente en nuestro Gobierno es la limpieza", dijo el mandatario, luego de visitar las obras que se están llevando a cabo en la planta de tratamiento de residuos San Felipe. "Vamos a tratar de dar una solución definitiva. También tiene que haber una conciencia de toda la gente, pero vamos a empezar a trabajar fuerte durante la semana que viene", anticipó.

Durante 2006, la provincia puso en marcha la ley antitabaco Nº 7.575 que prohibe fumar en lugares públicos cerrados; la ley 7.740, conocida como "Ley de las 4am", que impuso el cierre de los boliches en ese horario; y se creó por decreto un registro de taxis y remises con el fin de regularizar la gran cantidad de autos ilegales que circulaban por la ciudad. El cumplimiento de estas normativas sigue en vigencia, a pesar del desacuerdo de algunos sectores populares, y cambiaron significativamente las costumbres de los tucumanos. Un año después, se sancionó la ley 7.883 que prohibe el traslado de residuos en vehículos que no estén habilitados para tales fines y el depósito de los desechos en lugares que no se encuentran habilitados. Hoy, muy pocos obedecen esta última normativa. Se calcula que solamente en San Miguel de Tucumán hay alrededor de 3.000 carros y 110 basurales. Ahora, si las cifras alarman, los siguientes números acobardan por su magnitud: 1.200 toneladas de basura se recogen diariamente en el Jardín de la República.

El director de Medio Ambiente de la provincia, Sergio Villafañe, explicó que para disminuir la cantidad de desechos es necesario aplicar la separación de los residuos en origen y respetar los horarios de los recolectores. El vecino debe distribuir la propia basura en diferentes bolsas, según su categoría: envases descartables, materia biodegradable y residuos no habituales o voluminosos.

Otro dato revelador: el ciudadano promedio genera entre 850 gramos y un kilo de basura por día. Tucumán tiene 1.448.200 habitantes. Por lo tanto, se generan 36.000 toneladas de basura al mes, aproximadamente. "La cantidad aumenta a medida que la población crece y está vinculada al poder adquisitivo de la gente. Hay personas a las que no le interesa ensuciar la ciudad, hay una desaprensión. Si querés que desaparezcan los basurales hay que hacer cumplir las ordenanzas: existe la normativa, no existe la exigencia al cumplimiento. En otras ciudades del mundo, la conducta ciudadana es impecable. Eso habla de la exigencia de las autoridades", opinó Ricardo Otrino, de la empresa 9 de Julio, y agregó: "todos los días, se genera entre un 60% y un 70% de basura orgánica. El resto es inorgánica".

Comentarios